nutricionista i terapeuta en adiccion a la comida

La psiconutrición es la especialidad que se hace cargo de estudiar el accionar humano con relación a la comida, entendiendo este accionar como la suma de la actividad mental y la conducta.

Es llevada a cabo por 2 expertos como son el dietista/nutricionista y el sicólogo, y naturalmente puede complementarse con otros expertos como son entrenadores personales, psiquiatra, etcétera.

Esta clase de régimen se aconseja en:

Trastornos de la conducta alimenticia como anorexia, bulimia o trastorno por atraco entre otros muchos.

Pasos de obesidad socios a inconvenientes sentimentales o sicológicos

Medición

Desde la Psicología, contamos por ahora con 2 pruebas de evaluación; la Yale Food Addiction Scale (YFAS) y el ACUERNO Assessment Tool (autoevaluación para el screening de una viable adicción a la comida), pero no disponemos escalas mucho más concretas.

Ya que el AC todavía no posee identidad diagnóstica, no tiene un régimen psicológico concreto.

Tratamientos

Hay múltiples tratamientos que tienen la posibilidad de asistirnos a salir de esta situación. Primeramente, debemos admitir el inconveniente y buscar asistencia. En todos y cada uno de los casos, el profesional nos va a explicar que no es suficiente con ponerse a dieta. En verdad, la comida debe amoldarse a cada uno de ellos. Por consiguiente, se va a poder apostar por ciertos géneros de terapia (EMDR o mindfulness, por poner un ejemplo).

Además, para lograr sobrepasar esta adicción, vamos a deber impulsar la percepción de nosotros. El cariño propio puede verse perjudicado si estamos responsables por comer. Finalmente, hay terapias enfocadas al control de la ansiedad y el agobio, eludiendo de esta manera otros trastornos.

Impide la inclinación a socializarlo todo.

La creencia en el poder del charlar de los inconvenientes en todo momento o de preguntar los inconvenientes con apariencia de asistencia para aliviar nuestra inseguridad, lleva a varios progenitores a charlar del inconveniente o de sus intranquilidades todo el tiempo con los hijos incrementando el inconveniente, o en pos de resoluciones comunicándose con otros progenitores que tienen exactamente los mismos inconvenientes, creando de esta forma aún mucho más frustración, inseguridad y confusión. Te dotaremos de tácticas sociables indicándote los métodos de comunicación sugestivos mucho más funcionales y amoldados a cada emoción y te indicaremos cuándo debe hacerse en su caso para eludir empeorar.

En el otro radical, los progenitores tienen la posibilidad de caer a eludir enfrentar las formas de proceder en las que se hace preciso intervenir, bien para eludir nuestro padecimiento o para no entender qué llevar a cabo, bien para eludir el mal o la íra del hijo. Por poner un ejemplo, esto sucede de manera frecuente con las formas de proceder adictivas o los trastornos de la nutrición, donde tiene rincón una mala administración de la emoción del exitación. Estas tienen la posibilidad de ser un cobijo para eludir la íra y el mal de inconvenientes relacionales o tensiones familiares, malas intenciones gracias a altas esperanzas sobre nuestro aspecto físico o el desempeño académico, o temor a confrontar a ocasiones que los ponen en prueba.

Deja un comentario