nuevas adicciones que afectan a los jovenes

Diez años atrás, la revolución tecnológica penetró en la sociedad de la cual formamos parte ocasionando un giro extremista en nuestra forma de estar comunicados, pensar y relacionarnos. Los teléfonos inteligentes, la conexión directa a internet y las comunidades no son solo servicios atractivos y funcionales, sino asimismo se convirtieron en un caldo de cultivo para novedosas adicciones.

El primordial fundamento es que estos servicios se convirtieron en unos reforzadores muy poderosos para prácticamente todos nosotros: nos sostienen conectados con otra gente, proponen una contestación instantánea a nuestras inquietudes y tenemos la posibilidad de asistir con mucha sencillez.

El año 2019 llegó a su fin, pero dejando de manifiesto un cambio en las tendencias adictivas, que más allá de que se veía venir desde hace unos años, ahora mismo se tienen la posibilidad de corroborar ciertas de estas tendencias como un grave problema médico pública.

Ciertos de estos inconvenientes que están afectando dificultosamente a la población son eminentemente el juego patológico, la utilización compulsivo de las novedosas tecnologías (singularmente de móvil) y el abuso de psicofármacos, así como establece el Plan de ‘Acción sobre Adicciones 2018-2020 del Ministerio de Sanidad. Aun, la novedosa clasificación de anomalías de la salud establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye el trastorno por juegos para videoconsolas (gaming disorder en inglés), que se refiere al empleo de juegos digitales, así sea a través de conexión a Internet o sin ella. En el próximo producto encaramos la Adicción a internet.

Las novedosas adicciones son un lote de investigación muy fértil para los psicoterapeutas y otros expertos sanitarios, que procuran solucionar los inconvenientes que afectan al tolerante, la sociedad y el ambiente mucho más instantaneamente próximo a quien padece este género de trastornos.

Formas de proceder a ver

  • Abandono de obligaciones o ocupaciones esenciales.
  • Interrupción de relaciones con la familia y amigos mucho más próximos
  • No reconocimiento de esta nosología.
  • Meditar de forma continua en el teléfono en el momento en que no se dispone.
  • El joven semeja estar absorto al jugar, no atiende si lo llaman.
  • Exhibe mucha tensión e inclusive aprieta las mandíbulas en el momento en que juega.
  • No separa la visión de la televisión o pantalla.
  • Comienza a perder interés por otras ocupaciones que antes practicaba.
  • Trastornos del sueño.
  • Se marcha alejando de familiares y amigos.
  • Inconvenientes con los estudios.
  • No respeta de ninguna forma los horarios estipulados.

El consumo de sustancia para los jóvenes perjudica a sus estudios y su estudio.

El consumo de sustancia en los jóvenes es cada vez a una edad mucho más temprana. Estos están en una época de avance en lo que se refiere al cerebro y sus funcionalidades. De ahí que, las secuelas del consumo de estas substancias son mucho más dañinos en la salud y la educación.

Así, el consumo de sustancia supone un daño notable en los procesos neuronales. Y estos, tienen relación directa con la disminución de las habilidades de estudio, afectando al desempeño académico de los jóvenes.

María Casado Fernández

Sicóloga y Orientadora Familiar

Servicio de Prevención de Adicciones

Deja un comentario