nombre que recibe la adiccion al sexo

En el primer mes del verano de 2018, la OMS añade el accionar sexual compulsivo -generalmente llamado adicción sexual- a su Clasificación En todo el mundo de Anomalías de la salud (CIE-11). La CIE-11 define el caos accionar sexual compulsivo como «un patrón persistente de falla para supervisar los deseos o impulsos sexuales intensos y repetitivos que resultan en un accionar sexual repetitivo» Puede definirse como una conducta de no control sobre el accionar sexual que hace dependencia y abstinencia.

La adicción al sexo se identifica por la continuidad y la intensidad de las fantasías sexuales, la activación psicofisiológica, el ansia, las formas de proceder sexuales… todo ello asociado a un ingrediente de impulsividad. Son formas de proceder sexuales imparables usadas para generar autogratificación y que acarrean inconvenientes psicosociales negativos como tienen la posibilidad de ser embarazos no amigables, patologías de transmisión sexual, inconvenientes económicos, separación de pareja…

Entendiendo qué es la satiriasis

Satiriasis es el viejo término que se emplea para referirse a la hipersexualidad. Radica en un incremento en la libido y la actividad sexual, que crea quien la padece una necesidad extrema, tanto en continuidad como en intensidad, de conseguir exitación sexual. En este sentido, puede ser una adicción en el instante en que la persona pierde su control y se termina obsesionando. En estas situaciones, la persona experimenta un enorme malestar y también insatisfacción si usted no logra realizar sexo y conseguir el exitación que precisa.

Tanto hombres como mujeres tienen la posibilidad de padecer hipersexualidad. No obstante, recibe diferentes nombres para cada sexo. En la situacion de los hombres lleva por nombre satiriasis y en el de las mujeres, ninfomanía. Si bien los dos mencionan y son descritas bajo el término de conducta apremiante hacia el sexo. Esto es, las dos tratan de un trastorno psicológico en el que hay una obsesión por el sexo unido a una libido o deseo sexual muy alto.

Hipersexualidad masculina

La hipersexualidad es creada por hombres con una mayor frecuencia que por mujeres. Esto puede estar relacionado con que, en las sociedades occidentales, los hombres medran en una permisividad muy importante hacia las formas de proceder sexuales o aun con la posibilidad de acosar sexualmente sin mayores secuelas.

No es extraño que, habitualmente, el sexo se transforme en un antídoto para achicar el malestar sensible, siendo la actividad sexual una conducta obsesiva. Esto mismo puede producir en la persona sentimientos de culpa y una esencial sensación de pérdida de control.

Síntomas de la adicción al sexo

Este trastorno se identifica por un incremento en la continuidad y también intensidad de las fantasías, excitación, impulsos y formas de proceder sexuales no parafílicas que se causan con impulsividad, cosa que hace un malestar en la persona, tal como deterioro en las relaciones de pareja, sociales, en el trabajo, …

La adicción al sexo actúa de distintas formas: masturbación apremiante, relaciones promiscuas breves con distintas parejas (gays o heterosexuales), con extraños, consumo asiduo de pornografía, asistencia a prostíbulos, etcétera.

¿De qué manera puedo comprender si soy ninfómana? Síntomas hipersexualidad

En la mayoría de los casos, el accionar sexual compulsivo o hipersexualidad se identifica por fantasías, impulsos y hábitos sexuales desmesurados, tal como el impulso de accionar consecuentemente con individuos que lo permiten.

Las peculiaridades de la ninfomanía o satiriasis tienen dentro:

Deja un comentario