nombre para la adicción a las pantallas

Si no consigo separarme de mi móvil inteligente o de mi tablet, si estoy de manera permanente conectado/a a las comunidades y la primera cosa que hago por las mañanas es ingresar en Internet… ¿significa que tengo adicción a las pantallas? “¡No!”, responde con rotundidad el instructor Michel Reynaud, jefe del Departamento de Psiquiatría y Adicciones del Hospital Paul Brousse de Villejuif, Francia. «Hoy día, los jovenes y los mayores jóvenes no suelen suceder menos de 4 horas enfrente de las pantallas», destaca. Para charlar de adicción, es requisito cumplir múltiples criterios: la pérdida de control (el exitación gana la razón, la necesidad pesa mucho más que el deseo), efectos dañinos (inconvenientes sociales y/o sanitarios) y el padecimiento de la persona. «La adicción fácil, el alcohol o los juegos de azar, por poner un ejemplo, es la invasión de las motivaciones de un individuo por un único objeto sin importar lo más mínimo sus secuelas», explicó el instructor.

“Lo que llamamos adicción a las pantallas es una adicción mucho más complicada, como puede ser la adicción sexual”, expuso Brousse. Hay una dimensión adictiva, pero sus efectos negativos son menos claros. Por servirnos de un ejemplo, «en el momento en que hay una adicción a las pantallas tienen la posibilidad de aparecer inconvenientes con la pareja o con la familia», añadió. No debemos olvidar que la adicción a las pantallas todavía no es conocida médicamente. «Se está cuestionando integrar en las clasificaciones de todo el mundo, la adicción a Internet entre las adicciones sin sustancia», asimismo apuntó. Quien charla de adicción a las pantallas, en la mayoría de los casos asimismo se refiere a una dependencia secundaria a un exitación brindado por Internet.

Nuestra adicción es sugerirte las mejores promociones

Tenemos distintas categorías en las que se tienen dentro los modelos tecnológicos de las fabricantes mucho más aventajadas del mercado. En lo que se refiere a los teléfonos inteligentes, en Tecnomario te garantizamos excelentes descuentos en modelos de Samsung, iPhone, Huawei, Realmo y Oppo.

Valoramos previamente mitos y leyendas con relación a los móviles inteligentes. Pero en esta entrada nos importa reforzar en todo cuanto puede estar tras el elevado empleo que le ofrecemos a los teléfonos inteligentes.

addiccion

Si al no poder usar tu dispositivo, te invaden sentimientos de puerta de inseguridad y ansiedad, probablemente seas víctima de la nomofobia. ¡En 2021 la padecen la mayor parte de los jóvenes!

Síntomas de la adicción al teléfono

Entonces, ¿de qué manera tenemos la posibilidad de entender si poseemos un inconveniente de empleo elevado del móvil?

Ciertas señales reveladoras son:

Pero, ¿qué secuelas a medio y largo período tiene la posibilidad de tener el “vamping”?

  1. No reposar lo bastante. Al pasar múltiples horas en oposición al móvil inteligente no dormimos lo preciso para estar con energía al día después.
  2. Consecuencia de no reposar las horas primordiales, levantarse al día después con cara de pocos amigos, es lógico.
  3. La necesidad imperiosa de ver o estar con un móvil inteligente o pantalla antes de reposar puede ser indicativo de que algo no está bien en nuestra cabeza.
  4. Si dejar de emplear el móvil inteligente te crea síntomas como sudoración o taquicardias, asimismo tienes que meditar que padeces una adicción a las pantallas y tienes que manejarla.
  5. Si cada vez precisas llevarlo a cabo por mucho más tiempo, para sentirte bien, asiste a un profesional a fin de que te asesore o asista.
  6. Falta de concentración. Si te faltan horas de sueño, estar concentrado se hace poco a poco más bien difícil.

Otro de los términos y reacciones en los jovenes que asimismo está de tendencia es el término phombie (que reúne las expresiones en inglés phone, teléfono, y zombie). Y como se desprende, se emplea para esas personas que continúan conectados a sus gadgets ahora las comunidades hasta altas horas de la noche. Si bien su empleo se hace verdaderamente preciso, debemos proteger la salud de nuestros jóvenes y mayores dejando a un lado los móviles inteligentes (más que nada a lo largo de la noche) y volviendo a la charla o charla directamente. Poner límites al empleo, puede ser preciso y, más que nada, en la situacion de los mayores, debemos predicar con el ejemplo.

Deja un comentario