nivel envolucion de la adiccion a internet y redes sociales

Quito.- Fb, Twitter o Instagram son ciertas comunidades mucho más reconocidas en el mundo y que une a millones de clientes. En Ecuador, para bastante gente, su empleo es habitual como un mecanismo de reportar y también informarse. Como una parte del ingreso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, como ente rector del campo, incorpora políticas públicas que dejan la masificación de estos servicios .

Según datos del Observatorio TIC, hasta 2015, el 91% de personas que usan celular accedió a comunidades, a través del dispositivo móvil inteligente capaz, esto es, 21 puntos porcentuales mucho más que en 2011, en el momento en que se registró un 69,92% de personas que ingresaron en comunidades desde sus teléfonos.

¿Sabes cuáles son las comunidades mucho más usadas por los pequeños y jovenes?

La contestación es WhatsApp, Instagram, Snapchat, Fb y YouTube. Para esos progenitores que ignoren Snapchat, decir que es una app móvil inteligente de correo instantánea donde las fotografías y vídeos tienen la posibilidad de ser visualizados a lo largo de diez segundos y después, desaparecen. No obstante, Instagram añade las funcionalidades de Snapchat con la peculiaridad de que cada usuario tiene un espacio guardado para difundir en su muro.

En la era «mobile», el móvil, es el dispositivo más especial para la utilización de comunidades en los pequeños y jovenes puesto que muchas de las funciones de estas interfaces están destinadas para su dispositivo móvil inteligente. La portabilidad de estos gadgets ha favorecido el incremento de la continuidad de navegación en las comunidades entre los mucho más pequeños, asimismo por sus pretensiones de aceptación popular.

La cara efectiva de las comunidades: acompañamiento y también inspiración

No todo cuanto salpica a las comunidades está cubierto de adicción tecnológica, consumismo desenfrenado o sedentatismo, sino como cualquier innovación tecnológica, estas interfaces tienen asimismo múltiples usos positivos: si bien mucho más de 2 tercios de los jovenes aseguran que las comunidades tienen un encontronazo negativo en bastante gente de su edad, el 40% piensa que las comunidades asimismo endurecen las relaciones con amigos y familiares prestando asistencia -los llevar a cabo proyectos sociales y sostenerse en contacto en el momento en que están bastante ocupados para reunirse en persona.

La utilización de las comunidades asimismo tiene la aptitud de contribuir a jovenes que padecen depresión a conseguir conjuntos de acompañamiento y también inspiración, si bien en otras ocasiones puede empeorar la depresión al cerrar a los jovenes en un período de retroalimentación negativa de «aislamiento y autoabnegación», según revela la investigación de Common Sense Media.

Deja un comentario