modelos explicativos de la adiccion a alas drogas

El día de hoy se conoce mucho más sobre el desempeño de nuestro entendimiento y su relación con este trastorno mental. Adelantos en la entendimiento y régimen del mismo.

Entendemos que la adicción es un fenómeno complejo y multicausal. Esto es, que de cara al desarrollo de este trastorno intervienen causantes biológicos, sicológicos y sociales, que acaban influyendo en el comienzo y la evolución.

El modelo penal

Este fue construido sobre el “prohibicionismo” con el que se encaró el control del comercio del opio con Filipinas, cerca de 1900 del siglo previo. Sustentándose en la penalización de determinadas substancias que adoptaron la nomenclatura de sustancia, sobre las que se prohibió la utilización y el comercio como cuenta Escohotado (1989). Exactamente el mismo desarrollo padecieron la mariguana, heroína, etcétera. aguantando procesos de ilegalización afines.

Esta vía, incorporada por EEUU, fue asumida como adecuada por el resto de países contemporáneos. Tal es así que este pensamiento orientó su intervención desde una óptica jurídica/represiva. Orquestando sus acciones en torno al producto y su legalidad, con intencionalidad de resguardar al sujeto de los puntos negativos socios al consumo de substancias.

Se han generado múltiples modelos neurocientíficos de las adicciones, que han relacionado distintas mecanismos y componentes latentes para argumentar el origen y el cuidado de las adicciones. Estas teorías han intentado asociar las manifestaciones comportamentales observables a las adicciones con los sustratos neurobiológicos que los sostienen

Por una parte, los modelos tradicionales han enfatizado el poder haciendo más fuerte en un corto plazo de las substancias y el papel de la tolerancia , dependencia y evitación del síndrome de abstinencia en el cuidado del consumo en un largo plazo (Koob y Le Moal, 2001). Por otro lado, las modificaciones que generan las drogas en los sistemas que regulan la educación y la memoria influyen en las construcciones que regulan el acondicionamiento tradicional y la educación de hábitos, lo que posibilita que el consumo de drogas se desencadene de manera automática desde la exposición a señales socias a las drogas (Everitt, Dickinson y Robbins, 2001). En tercer sitio, el sistema motivacional y la sensibilización del sistema de recompensa cerebral se altera debido al consumo de substancias, tal es así que el valor motivacional de la sustancia se regresa mayor que el de algún otro reforzador natural y se regresa fijo, dejando de estar en función de las pretensiones del organismo (Robinson y Berridge, 2000).

Además de esto, el consumo de drogas se ha asociado con modificaciones en los sistemas frontocorticales causantes de las funcionalidades ejecutivas, que juegan un considerable papel en la toma de resoluciones y en el control inhibitorio de la conducta, llevando a modificaciones en el juicio y fomentando la impulsividad (Bolla et al., 2004). Las funcionalidades ejecutivas forman un grupo de capacidades superiores de organización y también integración que se han asociado neuroanatómicamente a diferentes circuitos neurales que confluyen en los lóbulos prefrontales del córtex. Están implicadas en la anticipación y el lugar de misiones, el diseño de proyectos, la inhibición de respuestas inapropiadas, la correcta selección de formas de proceder y su organización en el espacio y en el tiempo, la elasticidad cognitiva en la monitorización de tácticas, la supervisión de las formas de proceder en función de estados motivacionales y cariñosos, y la toma de resoluciones (Verdejo-García, López-Torrecillas, Orozco y Pérez-García, 2004).

Modelos sociológicos

a) Modelo de control parental; mantiene que las secuelas, con el tiempo, de la carencia de cariño de los progenitores se reflejan en una conducta popular desadaptada con mayor peligro de consumo de drogas.

b) Modelo de la autovaloración; apunta de qué manera la baja autovaloración en el contexto de la familia es recuperada en el conjunto de iguales, y si estos son usuarios de sustancia, entonces, esta sea la pauta de accionar amoldada.

Deja un comentario