modelo de historia clinica psicologica en adicciones

Las adicciones son una patología crónica, severa y recurrente que perjudica al cerebro de quienes la sufren. A través de la realización de una cierta conducta o del consumo de una substancia concreta, el dependiente busca hallar un alivio. Para hallar esta satisfacción, el dependiente experimenta adversidades o imposibilidad de autocontrolar sus actos.

Es recurrente que la gente con adicciones no reconozcan hallarse damnificados por estas, o que las minimicen o queden relevancia. La dependencia sicológica o física puede ser muy severa; hasta tal punto, que el dependiente puede aun poner bajo riesgo la salud o el confort para agradar su adicción. Todo lo mencionado comporta una mengua esencial en la calidad de vida de la gente afligidas por este trastorno.

El futuro de este modelo desde la visión sicológica

Muchas son las aportaciones de la psicología a la entendimiento, evaluación, prevención y régimen de las adicciones. Naturalmente, desde un modelo psicológico o biopsicosocial, nuestra capacitación profesional nos transporta a comprender al humano de manera integral, no parcializada ni reduccionista. La aportación sicológica a la entendimiento y el régimen de las adicciones fué y todavía es clara, resaltando por poner un ejemplo las técnicas motivacionales, las técnicas de deshabituación sicológica y las técnicas de prevención de la recaída, entre otros muchos (Becoña, 2016) . De ahí que, el modelo cerebral de las adicciones, por su reduccionismo, no es admisible desde la visión sicológica, y si bien no negamos el papel biológico, si negamos su peculiaridad y su intento simplista de comprender el complejo fenómeno de las adicciones. Como dicen Hall et al. (2015) «La adicción es un trastorno complejo biológico, psicológico y popular que precisa ser guiado por distintas aproximaciones clínicas y de salud pública» (p. 109)

El futuro siempre y en todo momento está abierto y no tenemos la posibilidad de predecirlo lo con precisión, pero si esto prosigue, asistiremos en un corto plazo a una conceptualización reduccionista biológico-cerebral de todas y cada una de las adicciones. Ciertos abrazan a este modelo prácticamente como una religión y se silencian las voces críticas, que son muchas, pero no son las que tienen el poder, el dinero, los medios ni el ingreso al enorme público. Llama la atención lo que mencionábamos al comienzo de este producto, que 94 científicos y clínicos importantes y de distintas países de todo el mundo escriban una carta al directivo de Nature, denunciando este modelo y el intento de llevarlo a cabo predominante. Sería extraño que miles de sensatos científicos, expertos y clínicos estén equivocados sobre la causa de la adicción. De ahí que, semeja que en ocasiones nos encontramos mucho más en frente de una ideología y no frente a un modelo o pensamiento consistente (Vreckro, 2010). Si bien en un largo plazo somos optimistas, puesto que en el final siempre y en todo momento frecuenta imponerse la razón, este desarrollo puede conducir años, lo que piensa el incremento del padecimiento de la gente con trastornos viciosos. Desde la psicología es obvio que no tenemos la posibilidad de admitir este modelo así como está elaborado, pues es bien simple, sesgado, entusiasmado, reduccionista, no se apoya en los datos científicos que ya están sobre la adicción ni en el modelo biopsicosocial y, además de esto, no sirve para los intereses de los usuarios o adeptos. Este modelo roza los temas centrales dejando en segundo, tercer o cuarto rincón el papel que desempeña el ámbito, los componentes sicológicos, etcétera., negando la verdad de la información científica amontonada durante décadas y décadas de investigación.

Personalidad

Se describen las especificaciones sicológicas mucho más importantes del tolerante, lo que se marcha desgranando mediante las entrevistas sicológicas que se realizan a lo largo de la solicitud.

Datos importantes sobre la familia del tolerante.

Deja un comentario