modelo burofax devolucion de fianza y garantía adiccional

Los Contratos de Arrendamiento se rigen por la Ley de Alquileres Urbanos (LAU) de 1994.

En el momento de dejar un piso de alquiler tienen la posibilidad de aparecer inconvenientes en lo que se refiere a la devolución de fianza por la parte del arrendador al inquilino.

Desperfectos en la vivienda

En el momento en que el inquilino rompe algo en el piso de alquiler, debe repararlo o asumir el coste de reparación. Si escoge no llevarlo a cabo, el dueño está en su derecho a descontarlo de la fianza en el momento de devolverla en el momento en que abandone el piso, justificándolo con la factura pertinente.

Este tema tiende a ser fundamento de confusión, conque lo vamos a dejar claro: según el producto 21.4 de la LAU de 1994, “las pequeñas reparaciones urgentes que demande el desgaste por la utilización ordinario de la vivienda van a ser cargo del arrendatario”. Esto quiere decir que el inquilino debe asumir el coste de las pequeñas reparaciones urgentes que broten en la vivienda tras pasar un tiempo razonable viviendo en ella, tal como el coste de todo cuanto rompa. El dueño, por su lado, debe hacerse cargo de las proyectos primordiales para sostener la habitabilidad del piso.

Plantilla de burofax pidiendo devolución de la fianza al arrendamiento de vivienda en el momento en que el arrendador no la devuelve de manera voluntaria.

Hemos listo en el final de esta entrada una plantilla que hemos que se titula “burofax pidiendo devolución de fianza arrendamiento”.

Esta comunicación que hemos listo en mundojuridico.info quiere que ayuda de guía a nuestros visitantes en el momento de redactar la comunicación apuntada al arrendador para pedirle la distribución de la cantidad que a su día se realizó en término de fianza arrendaticia.

Prepárate desde el primer instante para proteger tus derechos

  1. Al ingresar en el piso, revísalo. Si hay deficiencias, notifíquelas al dueño a través de un burofax, a fin de que quede perseverancia. Haz fotografías y guárdalas al lado del contrato de alquiler
  2. Antes de dar las llaves, haz que el dueño verifique que todo está en perfectas condiciones. Es recomendable que las dos partes firmen un archivo en el que conste que a la distribución de la vivienda por la parte del inquilino el dueño o arrendador la ha inspeccionado y no ha apreciado daños ni al moblaje
  3. El dueño no ¿desea proceder a comprobar el piso o al verlo brotan disconformidades? Haz fotografías en el momento en que vayas a dejar la vivienda, y también invita a algún vecino o popular a que la vea. Te va a poder ser útil de testigo.

Prosigue todos estos consejos vas a estar tomando cautelas y evitarás que el dueño tenga fundamentos para quedarse con tu fianza.

Deja un comentario