mitos y realidades de las adicciones pdf

Dependiendo de la cantidad que ingieras de alcohol y de la intensidad, el consumo de alcohol crea aproximadamente daños al organismo, o sea, cuanto mayor proporción de alcohol en el menor tiempo mayor va a ser el daño para nuestro cuerpo.

Se debe tener precaución con el consumo de alcohol los últimos días de la semana, puesto que se corre el peligro de tomar el hábito de tomar alcohol y se puede producir una adicción o dependencia.

Dianova dedica una secuencia de productos a las adicciones a las novedosas tecnologías ahora las adicciones sin drogas por norma general… Este primer producto se enfoca en Internet

Desde hace años, los medios hacen eco de una cuestión alarmante, en especial para los progenitores de jovenes inclinados a pasar muchas horas enfrente de la pantalla de su pc: ¿existe o no una adicción a Internet?

Para intentar contestar a esta pregunta con un mínimo de honestidad, primero debemos regresar a lo básico: ¿Qué es la adicción?

Contestación al régimen

El trastorno de juego puede tratarse de manera exitosa (Jiménez-Murcia, Granero, Fernández-Aranda, Aymamí, et al., 2019) dic de distintas opciones terapéuticas. A nivel psicológico, las proposiciones que tuvieron mayor encontronazo fueron las terapias cognitivas y la terapia cognitivoconductual, a veces combinadas con otro género de abordajes, como las terapias motivacionales o las terapias de tercera generación, como el mindfulness (Sancho et al ., 2018). Por un lado, las terapias cognitivas estarían enfocadas a cambiar las distorsiones cognitivas propias del trastorno en especial socias al término de azar (Ledgerwood et al., 2020). Por otro lado, la terapia cognitivo-conductual integraría la terapia cognitiva adjuntado con intervenciones a nivel conductual, a fin de detectar los componentes externos que desencadenarían la conducta de juego, y impulsar formas de proceder elecciones para hacerle frente (Jiménez-Murcia, Granero, Fernández-Aranda, Aymamí et al., 2019). Para finalizar, las intervenciones motivacionales se centrarían en progresar la participación en el régimen de la gente con trastorno de juego y emprender la viable ambivalencia que logren presenciar.

En lo que se refiere a opciones farmacológicas, se han sugerido tres probables opciones en función de su acción neurofarmacológica y las peculiaridades clínicas del tolerante: antidepresivos, oponentes opioides (en especial la naltrexona) y estabilizadores de l estado anímico, si bien todavía no se obtuvieron desenlaces definitivos sobre esto (Menchon et al., 2018).

Deja un comentario