mitos sobre las adicciones a las tecnologias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en la revisión número 11 de la Clasificación Estadística En todo el mundo de Patologías y Inconvenientes de Salud Conexos (CIE), incluyó el trastorno por empleo de juegos para videoconsolas, que pasa a ser considerado de manera oficial un trastorno gracias a hábitos viciosos.

Este género de adicciones, las adicciones a los juegos para videoconsolas, se piensan adicciones comportamentales o adicciones sin substancia, en tanto que no supone la adicción a física a ninguna substancia. Ser dependiente al alcohol es comparable a ser dependiente a un juego de plataformas? ¿Es igual la sintomatología en los dos casos? ¿Las comunidades tienen la posibilidad de llegar a producir adicción? ¿Qué diferencia Instagram de una máquina tragaperras? ¿Cuál es el aspecto motivacional que provoca que un joven dedique tanto tiempo a un juego de plataformas?

¿Qué causa andas adicciones?

Las novedosas tecnologías representan para el joven una oportunidad de perderse en un planeta de fantasía para escapar de la rutina diaria. Así, se genera una paradoja: por medio de las comunidades y de Internet, los jovenes no se detallan así como son de todos modos, sino detallan una imagen artificial de sí mismos (lo que exhibe una baja autovaloración).

Los cambios físicos y sicológicos que se viven en la adolescencia transforman al joven en un individuo mucho más vulnerable a nivel sensible. Por este motivo, el joven puede buscar en determinados instantes la seguridad que le falta dentro de sí en las tecnologías.

3- No es un puente hacia otras drogas

Varios de los usuarios comunes de mariguana no estiman que sea una sustancia, sucede lo mismo con el alcohol. Si se interioriza que el cannabis no es una sustancia, o que es una sustancia inofensiva, la persona puede consumir otro género de drogas con resultados consecutivos mucho más desbastadores. Resaltar asimismo que hablamos de una sustancia de iniciación, volviéndolo a obtener nuevamente con el alcohol. Por esta razón, no es al azar que las primeras drogas que catan los mucho más jóvenes sean el alcohol y la mariguana.

El mito de que la mariguana no genera resultados consecutivos es primordial desmentirlo. La mariguana tiene resultados consecutivos en la salud de los usuarios. Emplearla para relajarse y como procedimiento de evasión no es conveniente, puesto que puede llegar a ocasionar:

Dianova dedica una secuencia de productos a las adicciones a las novedosas tecnologías ahora las adicciones sin drogas generalmente… Este primer producto se enfoca en Internet

Desde hace años, los medios se hacen eco de una cuestión alarmante, singularmente para los progenitores de jovenes inclinados a pasar muchas horas en frente de la pantalla de su computador: ¿existe o no una adicción a Internet?

Para intentar contestar a esta pregunta con un mínimo de honestidad, primero debemos regresar a lo básico: ¿Qué es la adicción?

¿De dónde sale esto de la adicción a internet?

Helena Matute y Miguel A. Vadillo dan a conocer realmente bien en su libro “Psicología de las novedosas tecnologías” el origen del término. Debemos remontarnos hasta 1995 en el momento en que el psiquiatra neoyorquino Ivan Goldberg publica en un pequeño foro de discusión, entre las primeras definiciones para el “Trastorno de Adicción a Internet”:

«patrón desadaptativo de consumo de Internet , que comporta un deterioro o malestar clínicamente importante” ahora continuación contaba una secuencia de síntomas que debían darse, como por servirnos de un ejemplo: “ansiedad”, “pensamientos obsesivos con relación a internet”, “pasar periodos de tiempo conectados mucho más largos de lo que se pretendía”, o “si la persona hizo sacrificios inútiles de supervisar o interrumpir la utilización de Internet.”

Deja un comentario