mi pareja tiene una adicción al ordenador

Hace algunas semanas nos enterábamos de que la adicción a Internet no fue mucho más que una broma de un sicólogo americano* y que por consiguiente podíamos estar relajados por el hecho de que nuestro módem por el momento no podía ocasionarnos esta patología. La verdad es que, desde una visión clínica y sin un diagnóstico internacionalmente recibido, algunas formas de proceder como el abuso de Internet podrían considerarse adicciones en el momento en que ocasionan síntomas afines a los generados por las drogas.

La red de redes puede accionar como un incitante que genera cambios fisiológicos en el cerebro y su privación puede ocasionar en varias personas síntomas de abstinencia como tristeza, irritabilidad, incomodidad, deterioro de la concentración y atención y adversidades por reposar. La pérdida de control por la parte de la persona y el lugar de una relación de dependencia son los puntos que definirían como adicciones a este género de formas de proceder normales, llegando a entorpecer dificultosamente en la vida diaria de la gente perjudicadas a nivel familiar, laboral o popular.

¿Prohibir o educar?

Internet ha abierto un nuevo espacio para los intercambios sexuales. Un nuevo coto de caza cuya riqueza y variedad es una virtud determinante para los amantes y apasionados de una sexualidad inconformista y «sin peligro». Por otro lado, Internet asimismo ha jugado un papel indispensable en la «banalización de la pornografía», aun en sus peores formas – esta pornografía una vez recluída en los rincones mucho más oscuros de la sociedad, en este momento está libre en pocos clicks en millones de hogares.

La híper-disponibilidad de la pornografía en línea expone múltiples temas. Por una parte, está el tema de su predominación en la sexualidad de los jovenes, chicos y chicas – un número cada vez mayor de jóvenes navegantes que aseguran estar «enganchados» a la pornografía en línea se quejan de inconvenientes de erección y de su incapacidad para tener una relación íntima con la pareja. Por otro lado, ciertos afirman que es imposible «consumir» ciberpornografía sin respaldar de forma indirecta la explotación sexual o el tráfico de humanos.

Da un paso mucho más

Es conveniente no establecer relaciones virtuales de forma exclusiva. Está bien comenzar de esta manera a comprender a alguien, pero que no sea la única forma de contacto. La etapa de conocerse a través de un display debe poseer en todo momento la intención de verse en persona en un corto plazo.

Por supuesto, antes tienes que cerciorarte de que la persona que andas conociendo es verdadera, y de si probablemente halla un riesgo. Lo mucho más seguro es que siempre y en todo momento avises a amigos o familiares que vas a conocer a esta persona, tal es así que logre pasar.

Martes, 24 de enero

Memorias de una autora

Filmin estrena esta miniserie centrada en la figura de Karen Blixen, la autora del libro Memorias de África. La serie enseña de qué forma Karen vuelve a Dinamarca tras estar varios años en África Oriental, sin dinero, enferma y divorciada y logrará transformarse en una autora de renombre.

Mayor conocimiento de tu pareja y tu relación

Cuanto mucho más espacio de confort y seguridad ofrecemos a la relación, mucho más ocasiones vamos a tener de estar comunicados con nuestra pareja de manera edificante; comprender qué formas de proceder le desarrollan alarma, exactamente en qué instantes precisa retirarse en las discusiones…etcétera.

Plantéalo de la próxima forma: ¿te acercarías mucho más a un individuo amable y preparada para escucharte oa una que está a la protectora y que tiende a juzgarte? En este momento, te recomiendo preguntarte qué género de persona deseas ser para tu pareja.

Deja un comentario