mejoras para la adiccion al movil en un futuro

Cruzo los aeropuertos londinenses con frecuencia. En las puertas de embarque pienso que es viable efectuar canje de una batería cargada de iPhone para comer, alcohol, drogas, sexo o cualquier otra cosa que uno logre querer. Según una encuesta de SecurEnvoy cerca del 66% de los ingleses padecen nomofobia (temor a quedarse sin el móvil).

Introducción

Horas de empleo de teléfonos móviles inteligentes según rango de edades

Según distintas indagaciones, hay diferencias entre la gente jóvenes y adultas con relación a su empleo con los teléfonos inteligentes o ladrillos. Ahora se dan a conocer los diferentes conjuntos:

  • Los mucho más pequeños, con rango de edad hasta los 18 años, suelen suceder de media unas seis horas cada día. Dedican el tiempo a interaccionar con sus comunidades, mandar mensajes y ver vídeos de YouTube. Aun ciertos dedican mucho más de diez horas cotidianas, siendo verdaderamente arriesgado. Lo aconsejable es que no pasen mucho más de 2 horas, conque la adicción está encima de la mesa en varios.
  • La edad comprendida entre los 19 y los 35 años rebaja un tanto el tiempo hasta las 4 horas y usan la utilización de buscar información sobre viajes, contenidos culturales, comunidades o temas de actualidad.
  • En el momento en que charlamos del rango de 36 a 55 años, y siempre y en todo momento remarcando que es de manera general, los individuos son mucho más siendo conscientes de los riesgos que piensa su alto empleo y dismuyen hasta 3 horas el manejo de teléfonos móviles inteligentes.
  • La gente con mucho más de 56 años detallan interés por estudiar las novedosas funcionalidades de estos aparatos tecnológicos, pero se preocupan mucho más por gozar de otras ocupaciones y por promover el frente a frente.

Los centros de desintoxicación para adeptos al móvil inteligente

A las afueras de Seattle (Washington) está reSTART, una clínica experta en la rehabilitación y desintoxicación para adeptos a la tecnología. No es el único centro de estas peculiaridades que existe en USA. Su creadora, Hilarie Cash, detalla al cliente tipo que llega a su clínica. Hablamos de un hombre joven, universitario y también capaz, pero en el momento en que entra en la facultad, se siente desbordado por la presión académica y popular y se refugia en las comunidades y los juegos para videoconsolas. Ciertos llegan a pasar mucho más de 14 horas cotidianas jugando o dedican mucho más del 70% del tiempo a las comunidades. Su adicción a la tecnología les hace inconvenientes físicos como la carencia de sueño, la mala nutrición o la carencia de ejercicio. Ciertos llegan en un estado de salud lamentable. Los pacientes que apelan a reSTART tienen que sobrepasar una primera etapa donde está contraindicado usar cualquier tecnología digital. A lo largo de este periodo de un par de meses efectúan largos paseos por la naturaleza, practican la meditación y efectúan varios ejercicios de relajación. Más tarde, en las fases 2 y tres van adaptándose a su historia habitual, pasando una época de seis meses viviendo con otros pacientes de reSTART en un piso compartido con ingreso con limite a gadgets electrónicos. El régimen terminado cuesta cerca de 30.000 dólares americanos.

Usar menos el móvil es bueno para los desarrolladores de teléfonos

La inclinación más esencial de teléfonos inteligentes este año es que uses menos tu teléfono. Este año Google plus y Apple reconocieron que el encaprichamiento de los usuarios con los teléfonos es un inconveniente creciente y también introdujeron ciertas funcionalidades útiles para combatir ese inconveniente.

Google plus anunció sus herramientas de “Confort Digital” en la charla de programadores I/O en el mes de mayo, y en este momento las ingresó en la versión beta de Pie para Pixel. Estas tienen dentro un tablero que te enseña precisamente lo malo que es tu inconveniente al contar los minutos (ok, las horas) que has gastado en todos y cada app. Asimismo hay un cronómetro que deshabita las apps tras cierto tiempo de empleo en un intento por reducir el tiempo que pasas, tal como una app de “Wind Down”, o desconexión, para realizar una transición del tiempo en que empleas el teléfono al unísono que andas en cama, con un display mitigada.

Deja un comentario