mapa por paises de adiccion a internet

El 16,7% de los españoles con edades entre los 15 y los 64 años reconoce haberse emborrachado cuando menos una vez a lo largo del último año, porcentaje 2,7 puntos inferior al registrado en 2020 (19,4%) y que resulta relevantemente mayor a la población de 15 a 34 años –35,4% de los hombres y 24,1% de las mujeres–. De este modo lo detallan los desenlaces de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES 2022) lanzada por el Ministerio de Sanidad.

En verdad, el alcohol es la substancia psicoactiva mucho más consumida en este país en los últimos 12 meses: el porcentaje de españoles que consumieron alcohol en 2022 se estableció en el 76,4%, superando el tabaco (39, 0%), los hipnosedantes (13,1%), el cannabis (diez,6%) y la cocaína (2,4%). Además de esto, el consumo de estas substancias es mayor en el conjunto de 15 a 34 años, salvo en hipnosedantes y calmantes opioides, que incrementa desde los 35 años.

¿Y en España?

La situación en España no es preocupante si observamos al grupo de la población puesto que somos un país avejentado y desgraciadamente nos encontramos en la cola de Europa en conectividad en lo que se refiere a agilidad, precio y cobertura.

Sin embargo los datos mucho más recientes sobre el segmento de población mucho más vulnerable, los inferiores, son alarmantes, tanto a nivel absoluto, unos 850,000 tienen peligro de adicción a Internet, lo que piensa un 21,3 % ( de los inferiores entre 4 y 16 años), como relativo, siendo cerca del doble de la media europea, que se ubica en el 13%, según los datos aportados por Kelisto.

droga

Causantes socios a las adicciones en jovenes

Hay múltiples causantes que se asocian al fenómeno de las adicciones y no son determinantes a fin de que se genere. Por contra, es la unión de múltiples de estos sucesos que hacen que un individuo presente una adicción. Tras las varias indagaciones de las últimas décadas, se han preciso una sucesión de componentes que influyen en el avance o no de una adicción.

La FAD define los causantes de peligro como “aquellas situaciones o peculiaridades personales, ambientales o similares con la substancia, que incrementan la posibilidad de que un individuo se implique en el consumo de drogas y este llegue a ocasionarle inconvenientes” . Se distingue entre causantes microsociales (ámbito familiar, ámbito escolar y conjunto de iguales) y componentes macrosociales (tiempo popular, tolerancia popular al consumo de determinadas substancias, propaganda de drogas legales…).

Deja un comentario