mapa conceptual de las adicciones a las drogas

El hombre ya hace varios años atrás ha consumido substancias que han perturbado el sistema inquieto de diferentes formas. Desde el año 3000 a. se han encontrado rastros de que la gente empleaban diferentes drogas, aun ciertas psicotrópicas utilizadas en rituales de chamanismo. Las drogas son substancias naturales o artificiales que generan una perturbación en el desempeño físico, la percepción, la conducta y el estado anímico. Hay siete tipos diferentes de drogas, y cada uno de ellos tiene su grupo de efectos y peligros para la gente. Hay drogas Estimulantes, Depresivos, Psicotrópicos, Disociativos, Opioides, Inhalantes, y Canabis.

Estimulantes: los estimulantes afectan al sistema inquieto central del cuerpo, lo que provoca que el usuario sienta que se está “acelerando”. Estos fármacos incrementan el nivel de alarma del usuario, incrementan el ritmo cardiaco, la presión arterial, la respiración y los escenarios de glucosa en sangre. En esta categoría podemos encontrar los estimulantes naturales que son la torta, cocaína, crack, y el café, y estimulantes sintéticos que son las anfetaminas, inhalantes, esteroides y anabólicos.

FACTORES INDIVIDUALES

En este conjunto se tienen dentro esos que corresponden con componentes evolutivos, ya que un periodo de particular peligro en el consumo de drogas, como ahora se ha señalado, está en la adolescencia. Otros componentes particulares tradicionales son: la personalidad y las motivaciones.

  • a) Componentes evolutivos: A lo largo del periodo de la adolescencia se generan importantes cambios, teniendo rincón una “crisis madurativa biopsicológica”. Esta etapa se identifica por buscar la identidad personal (aceptación de: físico y especificaciones psicosexuales), la independencia (sensible y económica) de los progenitores y la privacidad con los iguales. El pasaje en el planeta adulto siempre y en todo momento significa, en mayor o menor medida, una etapa de oposicionismo (etapa de los chicos) adjuntado con la reformulación de varios valores hasta el momento no cuestionados. En el momento en que la etapa de oposicionismo no va paralela a una correcta reformulación de valores se genera un vacío y ese vacío puede ser facilitador de la “conducta de evaluar” que puede orientarse al consumo de drogas como contestación a la curiosidad que logre haber. . Además de esto, la privacidad con el conjunto de contemporáneos da sitio a un incremento de la predominación de los amigos y compañeros, y si la utilización de drogas es recurrente, esta va a ser la conducta que se adopte por una solidaridad grupal. el joven tiende a sobreestimar la aptitud de poder eludir patrones de consumo abusivo y, también, infravalora las secuelas autodestructivas a corto, medio y largo período del consumo de drogas. Lo frecuente es que crea que en su caso «todo está bajo control», esto es, en el momento en que ellos lo deseen van a poder dejarlo («ilusión de control») y en ellos no se generarán los efectos negativos («il alusión de control»).

Deja un comentario