los videojuegos crean adiccion por la recompensa

La adicción a los juegos para videoconsolas es una entidad clínica incorporada en los últimos tiempos a los manuales de diagnósticos de salud psicológica.

Las formas de proceder de juego activan sistemas de recompensa afines a los que activan las drogas y generan ciertos síntomas conductuales compatibles a los producidos por las substancias. Por este motivo, la OMS la incluyó en su clasificación de “trastornos mentales, conductuales o del neurodesarrollo”.

¿Cuándo charlamos de adicción a los juegos para videoconsolas?

La adicción a los juegos para videoconsolas se define por una incesante necesidad de jugar que se antepone a la realización de cualquier otra actividad y que hace sentir mal a la persona si no puede jugar. Como hemos dicho, esta necesidad llega a entorpecer de manera grave en su historia diaria.

En la situacion de los pequeños y jovenes, se irritan, e inclusive se tienen la posibilidad de poner violentos, en el momento en que sus progenitores procuran limitar el tiempo que dedican a estos juegos; cada vez precisan dedicar mucho más horas a esta actividad para sentirse satisfechos (introduciendo horas de sueño), van perdiendo el interés por cosas que antes les agradaban, se aíslan en su habitación para jugar, engañan para esconder el tiempo que verdaderamente dedican a los juegos para videoconsolas y niegan que ese tiempo sea elevado en el momento en que se les confronta con el tema. Además de esto, como resultado, dejan de llevar a cabo los deberes, quedar con los amigos, realizar vida familiar, etcétera.

Causas de la adicción a los juegos para videoconsolas

No se conoce una causa universal de esta clase de adicción, puesto que es dependiente de la persona, de la situación de hoy, de la personalidad, etcétera .

Exactamente la personalidad es un aspecto a tener muy presente. De esta manera, la gente tímidas, inseguras, inquietas, impulsivas, que acostumbran a aislarse y tener poco contacto popular, son las que aparecen como mejores aspirantes a padecer adicción a los juegos para videoconsolas. En este sentido las próximas causas tienen la posibilidad de perjudicar en mayor o menor nivel a cada tolerante y predisponer a una adicción a los juegos para videoconsolas:

Holanda

Por las autoridades holandesas, a través de la Netherland Gaming Authority, difundieron un aviso enseñando que examinaron un total de diez juegos populares. Se concluyó que 4 iban en oposición a las reglas del país. De este modo, se instó a los distribuidores de esta clase de cajas de botín a “sacar de los juegos todos y cada uno de los elementos que podían ser sensibles para personas adeptas: efectos visuales del tipo ‘prácticamente ganaste’, la opción de abrir cajas una tras otra de forma rápida, etcétera. Y asimismo, a llevar a cabo medidas para excluir a los conjuntos atacables o probar que las cajas de botín que dan son inocuas”.

La conclusión se apoya en una investigación anunciado en su portal web donde se examinaron las posibilidades de las cajas de botín de los juegos, las formas en que se consiguen y hasta el valor capital de los elementos. “El contenido de estas cajas de botín está preciso por el azar y los costos que se tienen la posibilidad de ganar tienen la posibilidad de intercambiarse desde fuera del juego de plataformas, lo que supone que estos premios tienen un valor de mercado. Y prestar ese género de juego de azar a players holandeses, sin una licencia concreta, está contraindicado”, sentenció.

Señales de aviso

El desarrollo de adicción no es algo que pasa de un día para otro, hablamos de una evolución progresiva que, conociendo sus patrones, tenemos la posibilidad de contribuir a eludir. No solo en nosotros sino más bien asimismo en quienes nos cubren. Cristela García expresa ciertas pautas a controlar:

-Aislamiento: La persona empieza a aislarse ya que el juego cada vez tiene mucho más importancia en su día a día, incrementan las horas de juego y las proporciones en las apuestas llevando a la persona a desatender otras áreas de su historia (amigos, familia, otros hobbies, responsabilidades académicas o laborales, etcétera.).

Deja un comentario