los medicamentos para la ansiedad causan adiccion

En el régimen de la ansiedad, se usan frecuentemente 2 géneros de medicamentos: los calmantes y los antidepresivos.

Los calmantes mucho más empleados forman parte al conjunto de las benzodiacepinas de alta capacidad (Alprazolam, Loracepam, Diacepam, Cloracepam, etcétera.). Generan un efecto tranquilizante. Actúan reduciendo los síntomas de ansiedad en cuestión de minutos y reduciendo tanto la intensidad como la continuidad de los capítulos de angustia. Los primordiales resultados perjudiciales de las benzodiacepinas consisten en somnolencia, modificaciones de la memoria, modificaciones de la atención y de la concentración. El deterioro de estas funcionalidades cognitivas tiende a ser transitorio (se experimenta mientras que se toma el fármaco) y solo se genera con dosis altas y prolongadas en el tiempo. Otro problema es que el consumo prolongado puede producir efectos de dependencia (adicción) y tolerancia (pérdida progresiva de eficiencia).

ESTIMULANTES

En un caso así actúan en el cerebro de manera afín a una familia clave de neurotransmisores cerebrales llamados monoaminas, que tienen dentro la norepinefrina y la dopamina. Los estimulantes incrementan los efectos de estas substancias químicas en el cerebro. Metilfenidato: es un incitante enclenque del sistema inquieto central. Se emplea para tratar el trastorno de hiperactividad con déficit de atención. Se emplea en pequeños eminentemente y con apariencia de comprimidos.

Oximetazolina: es un descongestionante nasal en formato inhalador de simple adquisición en las farmacias sin receta médica. No se aconseja usar mucho más de 3 días. Si se usa varios días puede ocasionar efecto choque y precisarlo siempre y en todo momento para respirar mejor (adicción).

Resultados consecutivos de los Medicamentos Antidepresivos

«…Me han recetado antidepresivos, pero tengo temor de que me creen una dependencia…»

empleado para tratar la depresión y la ansiedad. En ciertos casos este régimen para la depresión tiende a ser muy efectivo y achicar prácticamente al límite los síntomas.

¿Por qué razón se usan los calmantes?

Los calmantes son medicamentos con receta que se usan para calmar la ansiedad y contribuir a conciliar el sueño para esas personas que padecen de insomnio. El consumo ha de ser con limite en el tiempo, ya que tienen la posibilidad de ocasionar adicción. No obstante, la gente acostumbran a alargar su consumo alén de lo prescrito hasta el momento en que se vuelven dependientes.

Los calmantes que mucho más adicción crean son las benzodiazepinas, siendo el lorazepam y el diazepam los mucho más consumidos, si bien asimismo resaltan los barbitúricos, zolpidem y eszopiclone, entre otros muchos. Al tiempo que las sugerencias indican no alargar el consumo durante más de 3 semanas precisamente, bastante gente las toman a lo largo de meses y años, llegando a veces a lograr la década.

FÁRMACOS «Z»

Los medicamentos «Z» (zolpidem, zopiclona) son fármacos equivalentes a las benzodiacepinas. De la misma estas, tienen carácter psicoactivo, crean dependencia y su empleo debe alcanzar el menor tiempo viable (jamás mucho más de 4 semanas).

Estos medicamentos brotaron a fines de los años 90 como una esperanzadora opción alternativa a las benzodiacepinas. Si bien son muy eficientes para el régimen del insomnio agudo, su empleo está contraindicado especialmente en jubilados y enfermos de Alzheimer por el peligro de caídas. En ciertos países la utilización recreativo y la adicción a los medicamentos «Z» es bastante recurrente.

Deja un comentario