libros sobre adicciones a las redes sociales

A lo largo de los últimos años se mencionó bastante de las adicciones a internet o, mucho más particularmente, a alguno de sus contenidos. Estas adicciones conducturales, como la adicción a juegos para videoconsolas concretos, a juegos de azar, a las comunidades, a la adquisición en línea o al visionado de vídeos, son un factor de distracción de nuestro día a día. Y, por consiguiente, hurtan tiempo de otras ocupaciones o previenen que nos concentremos. ¿Está la adicción a internet erradicando el hábito de la lectura?

El algoritmo, la clave de la adicción

Abrirse un perfil en una comunidad es gratis, no debemos abonar por este motivo. Y, no obstante, TikTok, Fb, Twitter y el resto de comunidades son compañías que facturan cientos de millones de euros con una cantidad enorme de usados. ¿De dónde consiguen los capital si son gratis? “De la propaganda que los anunciantes contratan a fin de que se hagan ver la gente que usan las comunidades. Estos avisos están clasificados según los datos personales, intereses y deseos que la interfaz junta sobre todos nosotros, con lo que cada usuario recibe la propaganda que la comunidad cree que puede ser mucho más eficiente para los objetivos comerciales del anunciante. Cuanta mucho más audiencia tenga la comunidad, y mucho más tiempo consumimos dentro, mucho más opciones va a haber de que observemos avisos, y mucho más dinero ingresará la comunidad” nos comunica la especialista en marketing digital y autora del libro ‘Comunidades y inferiores’.

“De ahí que, los contenidos que observamos en una comunidad no se muestran en orden cronológico, sino más bien organizados según la importancia y el interés que la comunidad cree que tiene la posibilidad de tener para todos nosotros: el algoritmo descubre qué género de contenidos nos agradan, con cuáles interactuamos mucho más, a qué género de vídeos ofrecemos mucho más atención, qué fotografías compartimos o qué comentarios efectuamos, y calcula qué contenidos afines tienen la posibilidad de capturar mucho más nuestra atención y tener mucho más éxito para eludir que nos hayamos ido de la comunidad”.

Salud Digital. Claves para un empleo responsable de la tecnología

¿Cuánto tiempo pasas cada día usando los gadgets electrónicos? ¿Te riñas con frecuencia con tus hijos por la utilización que hacen del móvil inteligente o del pc? ¿Sabes cuáles son los hábitos ‘temposaludables’? En este manual, la sicóloga Gabriela Paoli da claves y consejos para llevar a cabo en frente de la hiperconectividad y detallar un equilibrio entre lo que nos contribuye y nos quita la tecnología.

  • Autora: Gabriela Paoli
  • Editorial: sin dependencia

Regulador del humor

Puede ser para hallar un tiro de motivación en el momento en que está apático o poco entretenido, relajarse en el momento en que está preocupado o huír a una situación en el momento en que se siente intranquilo. La primera cosa que hace David en el momento en que discute con su pareja es encerrarse en el cuarto y ponerse a andar por Instagram. Esto le tranquilidad y le contribuye a meditar en otra cosa.

En el momento en que uno se transforma en dependiente, el accionar o actividad que antes le satisfacía deja de llevarlo a cabo. Para sentir lo que sentía precisa “acrecentar la dosis”. Es una carrera a parte alguna pues el estímulo preciso para sentirse como antes va a aumentar transcurrido un tiempo. David antes se conformaba con comprobar Instagram múltiples ocasiones a lo largo del día pero, en determinado instante esto por el momento no le llenaba y comenzó a consultarlo de madrugada, en el momento en que se desvelaba; después comenzó a llevarse el móvil inteligente al baño y en determinado instante aun comenzó a llevarlo a cabo en el momento en que quedaba a comer con amigos, en los semáforos, en el trabajo…

Deja un comentario