las redes sociales estan hechas para crear adiccion

Las redes nos conectan con otras, son interesantes visualmente, nos presentan contenido sobre personas, ocupaciones, sitios de nuestro interés, pero «están diseñadas de manera que fomentan la reiteración de su empleo», ha dicho a CNN Carolina Vidal, maestra asistente de psiquiatría y ciencias del accionar, de la Capacitad de Medicina en la Facultad Johns Hopkins.

«La mayor parte de las comunidades tienen una característica común –el “like”– que fortalece el accionar de la persona que comparte el comentario o la fotografía, fomentando su reiteración. Los “likes” demostraron ser equivalentes al refuerzo del dinero o recompensas sociales», ha dicho Vidal.

Privación del sueño

La persona adepta a las comunidades elige no reposar para estar conectado y de esta manera darse cuenta de lo que pasa con el resto.

Gracias a mantenerse bastante tiempo conectado, la eficacia en el trabajo puede bajar sensiblemente o asimismo puede ocurrir que el trabajo no sea bien hecho, gracias a las dispesiones que se muestran y la pérdida de tiempo que esto comporta.

Inventar una vida

Por otro lado, la autovaloración asimismo se ve perjudicada de manera negativa en el momento en que, para impresionar a el resto, se inventa una vida que no posee para recibir mucho más likes o comentarios. Por el hecho de que pese a presenciar esta intensa pero corto sensación agradable en el momento en que publica algo, mucho más adelante esto no robustecerá su opinión personal sino puede transformarse en una esclava de las críticas y los juicios del resto.

Con frecuencia, las comunidades marchan como un escaparate donde mostrar prácticamente de forma exclusiva todo lo relacionado con la alegría. Hábitos que de manera puntual no indican nada, pero que en demasía asisten a hacer un personaje o una genuina máscara. En el fondo, la adicción a las comunidades señala una necesidad que no está cubierta. Un vacío que se golpea con la visita a los concretes del resto o la invención de una vida propia.

La necesidad de cotillear

¿Y qué me afirmas del chisme? Sí, el chisme no nació con Sálvame ni tampoco con Twitter; es algo ancestral. Y no necesito estudios científicos; soy de pueblo y te lo puedo corroborar 😉. Los chimentos son mucho más viejos que las pirámides, se usa para sostener al conjunto unido y asimismo son una forma de castigar a quienes infringen las reglas. Un chisme trivial puede parecer intrascendente pero manda una señal a todos y cada uno de los integrantes de la red social: si te pasas de la raya, te vamos a poner a alumbrar. Como ves, la civilización de la cancelación no es novedosa, siempre y en todo momento hemos cancelado el resto, pero en este momento tenemos mejor tecnología. Conque en el momento en que alguien te afirme que no le agradan los chimentos, duda por el hecho de que le llevamos a la sangre.

Para husmear primero hay que comprender qué hacen el resto y Fb y también Instagram son idóneos para el chisme masivo y de ahí que puedes pasarte horas observando qué hicieron tus amigos de la niñez o leyendo en Twitter de qué manera agravian Will Smith , el Chocas oa Elisa Beni.

Deja un comentario