las personas sin hogar y las adicciones

Por: Fabiola V. Brown Viqueira

La Escuela de Derecho de la Facultad de Puerto Rico (UPR) realizó un seminario donde se discutió el estudio sobre la puerta de inseguridad en personas sin hogar y adeptos a las drogas en Puerto Rico, y su relación con el tráfico humano, que descubrió violaciones a sus derechos por formas de proceder ilegales y actuaciones delictivas, introduciendo viable tráfico humano.

El 37% de la gente sin hogar son consumidoras comunes de alcohol

La gente sin hogar representan a entre los colectivos mucho más inquietantes en lo que se refiere a la exclusión popular, en tanto que la carencia de vivienda va socia a secuelas bien difíciles para garantizar puntos básicos (intimidad, higiene, salud, reposo…).

En el momento de referirse a “persona sin hogar” no solo se considera a esas personas que no tienen un espacio donde reposar, sino se tienen dentro la sepa de causantes de exclusión, con frecuencia relacionados con el área de las adicciones. Hay componentes particulares como problemas médicos mental, alcoholismo, separación en las relaciones familiares o una baja comunidad; los componentes estructurales, como el valor de la vivienda o el ingreso a la ocupación; y componentes institucionales, como políticas de inclusión popular, garantías de capital…

El centro, único en el Estado, ha atendido hasta la actualidad a mucho más de 200 personas y demostró su herramienta para progresar la salud y achicar el consumo de drogas de la gente habitantes

El equipamiento para personas sin hogar con adicciones se afianza de manera determinante en la localidad de Barcelona. El servicio, puesto en marcha por el Municipio de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de Barcelona ASPB y gestionado por la Asociación Confort y Avance ABD, ha atendido a unas 200 personas habitantes desde abril de 2020. Entre ellas, una treintena han logrado seguir en el desarrollo de autonomía y ahora están radicando fuera del centro, al tiempo que asimismo se pudo revisar que la gente habitantes han achicado entre un 50% y un 70% el consumo de alcohol y del resto de drogas con en comparación con consumo previo que hacían antes de alojarse. Todo lo mencionado revela la idoneidad y la herramienta de este nuevo equipamiento de atención sociosanitaria intensiva, el primero de estas especificaciones que se pone en marcha en Cataluña y en el Estado, que estuvo en desempeño ininterrumpido en el transcurso de un año y medio en el distrito de Les Corts.

El centro está destinado a atender a personas doblemente vulnerabilizadas y en situación de exclusión popular extrema: por una parte están en situación de calle y, además de esto, muestran adicciones a distintas substancias, introduciendo el alcohol. La gente habitantes muestran frecuentemente un estado de salud especial y con distintas nosologías socias que comprometen el futuro mucho más inmediato, fruto de años de drogodependencias y vivir en situación de calle. Además de esto, desde el principio de su actividad el centro incorporó la visión de género a su desempeño para ofrecer contestación a las pretensiones distinguidas de las mujeres y de la gente LGTBIQ, con medidas específicas como una reserva del 50% de las plazas para mujeres o la creación de espacios no mixtos, horarios distinguidos de ingreso y servicios concretos. El equipamiento hoy día tiene aptitud para 50 personas, está abierto las 24 h todos y cada uno de los días del año y tiene programas de atención popular y sanitaria, introduciendo la reducción de daños por el consumo de substancias, como la prevención de el síndrome de abstinencia o una sobredosis, con espacios de consumo supervisado y en un ambiente de seguridad con la treintena de expertos que trabajan en ella.

Deja un comentario