las adicciones y sus grados de adicción

En ocasiones es bien difícil argumentar cuáles son los criterios o síntomas que usan los expertos para advertir una viable adicción en un individuo que viene a vernos por vez primera. De ahí que enseñamos ahora los síntomas que sirven de guía de 2 ópticas distintas.

Según el DSM-5, para hacer un diagnostico el trastorno por consumo de substancias se tienen que cumplir 2 criterios de los próximos, a lo largo de 12 meses:

HEROÍNA

La heroína es probablemente la mucho más estigmatizada de todas y cada una de las substancias ilegales y el temor a su consumo y los escenarios de adicción que corresponden están mucho más que fundados. Los brutales síntomas de abstinencia que hace, inducen a la mayor parte a seguir el consumo antes que pasar por este nivel de mal.

Según los especialistas, la heroína es la mucho más dañina y la mucho más adictiva de todas y cada una de las drogas. Únicamente se precisa una dosis cinco ocasiones mucho más fuerte de lo común para ocasionar la desaparición, esto es, una proporción de 1:5. (el LSD o la mariguana tienen una proporción de 1:1000).

NICOTINA

El ingrediente adictivo más especial del tabaco: Lanicotina. En un caso así, lo que sucede en el momento en que alguien se fuma un cigarro es que la nicotina se absorbe velozmente por los pulmones, pasando prácticamente al momento en la sangre y de manera directa en el cerebro. En estudios de animales, la nicotina demostró acrecentar la dopamina cerebral entre un 25% y un 40%.

Los barbitúricos, previamente utilizados ​​como tranquilizantes y como régimen contra la ansiedad o los trastornos del sueño, hoy día no se usan prácticamente en medicina, habiéndose sustituido por otros mucho más seguros como las benzodiacepinas (Valium®) y los antidepresivos. Estas substancias interfieren asimismo a la química cerebral, «cerrando» las señales de ciertas zonas del cerebro. Si se usan dosis bajas, ocasionan euforia; pero en dosis altas, los barbitúricos tienen la posibilidad de llevar a la desaparición por entorpecer en el sistema respiratorio a nivel cerebral.

Régimen de las adicciones

En todas y cada una ellas, tanto en las adicciones químicas como en las adicciones comportamentales, es indispensable la actuación de expertos especialistas. Lo antes posible se adviertan los primeros síntomas y se actúe, mucho más posibilidades deberá solucionar el inconveniente sin adversidades graves.

A poner énfasis que, en Centre Bonanova, somos vanguardistas en la utilización de novedosas tecnologías para el régimen de las adicciones como, por servirnos de un ejemplo, la verdad virtual y la Estimulación Imantada Transcraneal (EMTr). Estas técnicas se demostraron funcionales en toda clase de adicciones tanto químicas como comportamentales.

El sendero hacia la dependencia

Nuestro juego ficcional exhibe 2 caminos de vida, uno marcado por causantes de peligro y otro por componentes protectores. La vida avanza y la gente están caminadas por uno u otro sendero, o, según el instante, cruzando por los dos. Cuanto mucho más tiempo la persona haya transitado el primer sendero, mayor posibilidad va a deber consumir y caer en una adicción.

Hay causantes de peligro sicológicos como agobio, ansiedad, depresión, aspectos de personalidad como alta impulsividad, entre otros muchos problemas médicos mental. Asimismo influyen componentes de peligro contextuales, introduciendo inconvenientes familiares o de relaciones entre personas y exposición a la pobreza y crueldad. Los dos ejercitan un peso esencial sobre el sendero de un sujeto que empieza a usar substancias. Por su lado, los componentes genéticos asimismo influyen sobre el sendero del empleo de substancias hasta la adicción. Algunas especificaciones del cerebro tienen la posibilidad de lograr que alguien sea mucho más vulnerable a las substancias adictivas que a la persona media.

Deja un comentario