las adicciones vienen de dos en dos

En ocasiones es bien difícil argumentar cuáles son los criterios o síntomas que usan los expertos para advertir una viable adicción en un individuo que viene a vernos por vez primera. De ahí que enseñamos ahora los síntomas que sirven de guía de 2 ópticas distintas.

Según el DSM-5, para hacer un diagnostico el trastorno por consumo de substancias se tienen que cumplir 2 criterios de los próximos, a lo largo de 12 meses:

La tercera etapa de restauración es la abstinencia prolongada o etapa del muro. Es indudablemente, entre las mucho más temidas por los pacientes puesto que piensa o lo viven como un retroceso ya que el nivel de energía baja, emotivamente la persona se siente apática, triste y en ciertos casos se expresan estados de anhedonía. Puede llegar a perdurar entre 3 y 4 meses; la persona puede confrontar a cambios prácticamente continuos en su modo de vida, sentimientos de tristeza y íra, soledad, enfrentamientos familiares, su historia sexual puede verse perjudicada, tienen la posibilidad de reaparecer los deseos de consumo…

Todo lo mencionado puede conducir a la persona a opinar que jamás se marcha a recobrar, incrementando de este modo su desesperanza frente a la situación y las posibilidades de recaída que acostumbran a justificar por medio de su estado anímico. Podemos destacar la relevancia que tiene para los familiares el saber de esta etapa y recalcar que todos estos cambios se continuan en la correcta estabilización de la neuroquímica cerebral y que los síntomas van a pasar transcurrido el tiempo.

Cambia tu rutina

Estimar tu ambiente te va a ayudar a negar o alejarte de todos esos componentes que tienen la posibilidad de desatar los deseos y acrecentar tu peligro de recaídas.

Impide proceder a los sitios de tu rutina relacionados con el consumo de drogas o substancias adictivas. Por servirnos de un ejemplo, puede ser preciso eludir bares o mudar patrones sociales relacionados con el consumo de drogas.

Exitación frente al deseo

En la década de 1980, los estudiosos hicieron un hallazgo asombroso. Comida, sexo y drogas: todos parecían ocasionar la liberación de dopamina en algunas áreas del cerebro, como el núcleo accumbens.

Esto sugirió a varios a la red social científica que estas áreas eran los centros de exitación del cerebro y que la dopamina era nuestro neurotransmisor de exitación de adentro. No obstante, esta iniciativa fué desde ese momento desacreditada. El cerebro sí tiene centros de exitación, pero no están controlados por la dopamina.

Síndrome de abstinencia según el tiempo de adicción:

  • Síndrome de abstinencia agudo. Los síntomas se muestran justo después de consumir el consumo de la sustancia.
  • Síndrome de abstinencia tardía. Las consecuencias del consumo se sostienen en el tiempo pese a haber superado la adicción.
  • Síndrome de abstinencia sicológica. Se muestran síntomas del síndrome agudo pues el dependiente se muestra a estímulos y ocasiones afines a en el momento en que era cliente.

Entendemos que hay muchos géneros de substancias que desarrollan adicción. Pero aquí te dejamos las más frecuentes y qué síntomas brotan tras su consumo:

Deja un comentario