las adicciones sin sustancia en estos últimos 40 años

En las últimas décadas, se dieron adelantos muy visibles en la prevención del consumo de substancias en la juventud (Manthey, 2019). El consumo de cigarros y alcohol, las drogas mucho más consumidas desde hace tiempo, ha disminuido claramente entre los jovenes de numerosos países de europa. Pero en el momento en que se examinan con lupa estas tendencias decrecientes, es simple advertir que, lamentablemente, todavía queda bastante por llevar a cabo: La disminución del tabaquismo en jóvenes de europa semeja haberse estancado en los últimos tiempos. El consumo de alcohol en capítulos de alta intensidad o en atracones (heavy-episodio drinking o binge-drinking), de enorme peligro para el cerebro desarrollandose de los jovenes, está incrementando en distintas zonas. Y al tabaco y al alcohol le ha surgido un contrincante, en tanto que el consumo de cannabis está incrementando entre los jóvenes, si bien todavía le queda bastante por lograr el tabaco en la temporada de esplendor.

Un caso de éxito ejemplar en esta labor fué el de Islandia, que a través del programa Juventud en Islandia logró poner según estudiosos, políticos, docentes y familias para estudiar el fenómeno de las adicciones entre sus jóvenes y desarrollar políticas educativas según con los desenlaces de estos estudios (Arnarsson et al., 2018; Kristjansson et al., 2016). De esta manera, Islandia pasó de ser entre los países con jóvenes mucho más usuarios de Europa en estar entre los países mucho más saludables para la juventud en cuestión de 2 décadas. Si bien no toda la montaña (o, en un caso así, la isla) es orégano, por el hecho de que la prevalencia de consumo profundo de cannabis asimismo aumentó en Islandia en este periodo.

Su mayor aceptación popular, un riesgo añadido

 

Mucho más admitidas socialmente que el consumo de substancias tóxicas, los especialistas avisan que las adicciones sin substancia son igualmente dependiente y con secuelas biopsicológicas y sociales afines. A juicio del doctor Javier García Campayo, psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, «pasan mucho más inadvertidas por el hecho de que no se alcanzan en un planeta marginal como las drogas, sino son procesos de empleo frecuente e inclusive preciso en varios escenarios laborales. Además de esto, son mucho más admitidas socialmente pues, en la situacion de las novedosas tecnologías, es una cuestión solo de tiempo dedicado: la mayoría de la multitud usa Internet o móvil inteligente, la persona adepta solo lo usa considerablemente más tiempo». De este modo, lo que acostumbra comenzar como una conducta ocasional incrementa de continuidad hasta transformarse en patológica.

EL CANNABIS AVANZA SU EDAD DE CONSUMO

El cannabis todavía es la substancia ilegal mucho más consumida en Cantabria, un consumo que ha incrementado en los últimos tiempos, puesto que el 44% de los cántabos probó el cannabis, cifra que se ubica sobre la media nacional.

Por tramos de edad, el consumo de cannabis es superior en los hombres de edades comprendidas entre los 15 y los 34 años (bajo la media nacional), más allá de que la edad media de comienzo del consumo se ubica, de la misma en el resto del territorio nacional, entre los 18 y los 19 años.

Deja un comentario