la falta de serotonina crea predisposicion a sufrir adicciones

Fuente: salud.ideal.es. María José Martínez Pardo. Las cantidades de casos de suicidio en España subieron de manera preocupante en los últimos tiempos.

La pandemia del coronavirus hizo que suban las muertes por esta razón, en especial entre jovenes y mayores de 80 años. Tanto es conque el Gobierno ha establecido el 024, un teléfono para impedir y accionar en oposición al suicidio. Pero en este ámbito entran en juego otros componentes como las drogas, que afectan dificultosamente a la salud psicológica de sus usuarios. Los expertos en el régimen de adicciones del Centro Noa nos comentan de qué manera afectan a las drogas a la salud psicológica y de qué forma debe tratarse a un individuo adepta a las drogas.

Efectos del azúcar en nuestro entendimiento

Entre los efectos mucho más estudiados es el de la generación de dopamina en nuestro entendimiento, ocasionando una sensación instantánea de exitación por un corto período temporal, incrementando las ganas regresar a consumir y provocando que el cerebro necesite poco a poco más proporciones para arrimarse a exactamente la misma sensación de confort.

Es tal como una investigación del “Current opinion in clinic nutrition and metabolic care” asegura que el azúcar puede producir ansias equiparables a las inducidas por otras drogas, logrando llegar a ocasionar ansiedad o depresión si cesa la ingesta en el transcurso de un período temporal prolongado.

1.2.Bases neurobiológicas de la adicción

El neurotransmisor mucho más implicado en los circuitos neurobiológicos de las adicciones a substancias es la dopamina. Todas y cada una de las drogas interfieren en mayor o menor medida sobre un circuito neuronal de recompensa llamado “Sistema Dopaminérgico Mesolímbico”, el que da experiencias agradables a los hábitos viciosos. Este sistema se ubica primordialmente en las construcciones mucho más viejas del cerebro, con lo que no es alcanzable al procesamiento consciente o voluntario (Stahl, 2008).

En el trabajo efectuado por Ruiz Contreras et al. (2012) se resaltan esenciales zonas cerebrales en el sistema de motivación-recompensa. Entre las que el Área Tegmental Ventral (ATV) muestra una enorme consistencia de neuronas dopaminérgicas que proyectan otras zonas como el Núcleo Accumbens (NAc), la amígdala, el núcleo lecho de la estría terminalis, el área septal del costado, l corteza prefrontal y el hipotálamo del costado. Aparte de la dopamina, otros neurotransmisores comprometidos en la comunicación entre estas zonas cerebrales tienen dentro la serotonina, la acetilcolina, el glutamato, el GABA, y neuromoduladores como los endocanabinoides y las endorfinas. Todos estos sistemas se alteran en la adicción.

Deja un comentario