la educacion social en l las drogas y otras adicciones

Las drogas nos han acompañado durante la historia. Fueron usadas en rituales, como medicina, para acrecentar la conciencia en ámbitos artísticos, para calmar el mal… Su consumo fué ocasional, recreativo, de abuso, dependencia, etcétera. Formas de vivir que ponen énfasis en la relevancia de la subjetividad en esta interacción. No es la substancia la que hace el dependiente: cada individuo establece una relación especial con el consumo, un vínculo dinámico y sujeto a cambios.

No obstante, ninguna de estas costumbres es extraña al contexto popular y cultural, que influye en el sitio que damos al consumo de drogas. Durante la historia logramos hallar ejemplos de de qué manera fué tomando formas distintas, aproximadamente admitidas socialmente dependiendo del contexto. Por poner un ejemplo, la utilización del láudano por la parte de ciertos artistas surrealistas, la experimentación con LSD y mariguana en los años 60 en el seno del movimiento hippy o la utilización de las anfetaminas en los regímenes para bajar de peso los años 80, de manera anterior a su prohibición o regulación. La cuenta legal, popular y cultural ha variado según la temporada. Es esencial tener presente este contexto para prestar una observación popular, no únicamente orientada a la biología.

Remarcar la prevención

La prevención del consumo de drogas no pasa solo por tomar acciones específicas enfocadas a este propósito. Aparte de esto, debe existir asimismo otra serie de acciones mucho más en general para educar a los alumnos como:

  • Tolerancia frente al fracaso
  • Refuerzo positivo de los logros
  • ) Eludir las comparaciones entre estudiantes
  • Promover un tiempo positivo en el sala y la escuela
  • Detallar misiones de manera verdadera
  • y personales
  • ) Enfrentar de manera ilusionado los inconvenientes

  • Trabajo de la resolución efectiva de enfrentamientos

El consumo de sustancia para los jóvenes perjudica a sus estudios y su estudio.

El consumo de sustancia en los jóvenes es cada vez a una edad mucho más temprana. Estos están en una época de avance en lo que se refiere al cerebro y sus funcionalidades. De ahí que, las secuelas del consumo de estas substancias son mucho más dañinos en la salud y la educación.

Así, el consumo de sustancia supone un daño notable en los procesos neuronales. Y estos, tienen relación directa con la disminución de las habilidades de estudio, afectando al desempeño académico de los jóvenes.

Causantes socios a las adicciones en jovenes

Hay múltiples componentes que se asocian al fenómeno de las adicciones y no son determinantes a fin de que se genere. Por contra, es la unión de múltiples de estos sucesos que hacen que un individuo presente una adicción. Después de las varias indagaciones de las últimas décadas, se han preciso una secuencia de componentes que influyen en el avance o no de una adicción.

La FAD define los causantes de peligro como “aquellas situaciones o especificaciones personales, ambientales o similares con la substancia, que incrementan la posibilidad de que un individuo se implique en el consumo de drogas y este llegue a ocasionarle inconvenientes” . Se distingue entre causantes microsociales (ámbito familiar, ámbito escolar y conjunto de iguales) y componentes macrosociales (tiempo popular, tolerancia popular al consumo de determinadas substancias, propaganda de drogas legales…).

Sonia Fuertes y Toni Garin, enseñantes del Máster, abordan en este libro una observación al campo de las drogodependencias desde la educación popular.

Deja un comentario