la adiccion es una enfermedad del cerebro

Hacia mediados del siglo XX, se creía que la gente adeptas a las drogas no tenían ética y fuerza de intención. Esta iniciativa modulaba la contestación de la sociedad en frente de este inconveniente, se trataba mucho más como un inconveniente de ética que como un problema médico.

Merced a la investigación en adicción y asimismo merced al avance del conocimiento sobre el desempeño del cerebro, se conoce que la adicción a drogas es una patología complicada caracterizada por compulsión, deseo incontrolable, y búsqueda persistente de la substancia aun consciente de las secuelas negativas que implica. En verdad, se considera una patología crónica con recaídas (NIDA, 1999) ¿Por qué razón diríase que la adicción es una patología? La contestación es simple, pues el consumo de drogas altera el cerebro; composición y desempeño. Estos cambios tienen la posibilidad de perdurar bastante tiempo y llevar a los hábitos peligrosos que se observan en la gente que abusan de las drogas.

Falta de datos de acompañamiento

Ciertas pruebas mucho más contundentes que semejan respaldar la visión de patología cerebral de la adicción, surgen de estudios, en la mayoría de los casos publicados en la década de 1980 y 1990, de animales de laboratorio a los que se les administró anfetamina. A lo largo de estos estudios, se estudiaron los efectos a corto y largo período de las anfetaminas sobre la composición y el desempeño neuronal, tal como sobre el accionar. Entre los descubrimientos mucho más firmes es que solo una enorme dosis de anfetamina administrada a los animales no tolerantes, genera un daño riguroso a las neuronas de dopamina, lo que significa neurotoxicidad en áreas del cerebro que contienen grandes cantidades de dopamina y que sirven a una extensa selección de funcionalidades humanas esenciales, desde la regulación del estado anímico, hasta el movimiento, la educación y la memoria.

Como es natural, una banco de información importante compendiada en animales de laboratorio señala que enormes dosis de anfetamina generan trastornos en múltiples dominios conductuales, introduciendo la educación y la memoria.

La Dra Nora Volkow, revolucionó la prevención y atención de las adicciones al definirla: “como una patología del cerebro, crónica y recurrente, que se identifica por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, pese a sus secuelas dañinas. Se considera una patología del cerebro por el hecho de que las drogas cambian este órgano: su composición y desempeño se ven damnificados.

addiccion

Estos cambios en el cerebro tienen la posibilidad de ser de extendida duración, y tienen la posibilidad de conducir a hábitos peligrosos que se observan en la gente que abusan del consumo de drogas.»

La Dra. Volkow nació en México. Estudió en la Escuela Actualizada De america y consiguió su diploma de médico en la Facultad Nacional Autónoma de México en Localidad de México, donde recibió el premio Robins al mejor estudiante de medicina de su generación. Efectuó la vivienda siquiátrica en New York University, donde ganó el reconocimiento Laughlin Fellowship Award como entre los diez habitantes de psiquiatría relevantes en USA.

El trabajo de la Dra. Volkow fué primordial para probar que la adicción es una patología del cerebro. Como psiquiatra y también estudiosa científica, la Dra. Volkow fue vanguardista en la utilización de las imágenes cerebrales para investigar las características tóxicas y adictivas de las drogas objeto de abuso. Sus estudios han documentado cambios en el sistema de dopamina que afectan, entre otras muchas cosas, a las funcionalidades de las áreas frontales del cerebro que forman parte en la motivación y la autorregulación en la adicción. Asimismo hizo esenciales contribuciones a la neurobiología de la obesidad, el trastorno por déficit de atención y también hiperactividad (TDAH) y el envejecimiento, tal como en el área del diagnóstico por imágenes.

Deja un comentario