la adiccion en las casas de apuesta

El partido Unidas Tenemos la posibilidad de desea aprobar una exclusiva ley de juego que regule la actividad de las viviendas de apuestas. Su primordial prioridad es añadir limitaciones a las considerables fabricantes de apuestas deportivas para batallar la adicción y la ludopatía.

El negocio de las apuestas en línea es un ámbito que medra todo el tiempo un año tras otro. Solo en la actualidad en España hay 80 operadores con licencia, varios de los que se ocupan de las apuestas oa los juegos de casino. De ahí que, multitud de entidades y asociaciones que trabajan en pos de los colectivos mucho más atacables luchan por prosperar la normativa vigente.

La ludopatía incrementa en España

La adicción al juego medra poco a poco más con cada novedosa casa de apuestas que se abre en este país. Cada vez son cada vez más jóvenes la gente que caen en esta adicción facilitada por las viviendas de apuestas…

¿Qué comprendemos por ludopatía?

La ludopatía es la adicción apremiante a las apuestas, que nos transporta a apostar sin importarnos las secuelas. O sea, poner bajo riesgo dinero, características, o cualquier cosa que valoremos, con la promesa de recibir algo de mayor valor o de recobrar el dinero perdido. El juego se puede desarrollar de manera presencial (bingos, casinos, viviendas de apuestas, deporte, etcétera.) y en las ediciones virtuales en Internet.

Si bien no hay ninguna substancia por el medio, los estímulos cerebrales de recompensa que puede producir esta adicción, marchan del mismo modo que las drogas y el alcohol. Llevándonos a apostar de manera continua sin investigar los estragos que esto puede ocasionar en nuestra vida y la vida de la gente que nos cubren.

Las viviendas de apuestas, una opción alternativa al ocio

La proliferación de viviendas de apuestas ha incrementado prácticamente un 140% en seis años. Llama la atención un hecho: se instalan de manera masiva en las áreas mucho más desfavorecidas o donde la renta per cápita es menor. La explicación que ponen es simple: el alquiler del local es mucho más económico y por consiguiente el mayor beneficio. Si además de esto abres varios locales en una sola área la multitud lo normaliza y no ve ninguna amenaza; es como ver muchas tiendas de ropa o pizzerías.

Además de esto, estas viviendas crean un efecto llamada al publicitarse como centros de ocio; uno puede entrar, tomar una copa tal y como si fuera un bar alguno, ver partidos, apostar, jugar a las máquinas tragaperras, etcétera. Esto hizo que las viviendas de apuestas se transformen en este foco al que asiste la población mucho más joven para socializar. Unos llegan por curiosidad y la mayor parte llevados por otros compañeros de conjunto de clase.

«No es necesario tocar fondo»

«En nueve de cada diez intervenciones transformamos el no en un sí al régimen. Por el momento no es necesario que la persona toque fondo. Nuestra independencia nos permite para escoger el más destacable régimen, sea ambulatorio o residencial».

Deja un comentario