la adiccion de los estudiantes al celular wikipedia

Está claro que la utilización de los distintos gadgets tecnológicos, como los teléfonos móviles inteligentes capaces, las tabletas y los ordenadores han transformado nuestra vida diaria y la interacción con otra gente, admitiendo ingreso a un sinnúmero y pluralidad de información.

Síntomas de la adicción a los juegos para videoconsolas

En el momento en que un individuo empieza a presenciar dependencia hacia este género de contenidos, desatiende sus obligaciones y responsabilidades comunes. En cambio, se muestran múltiples señales que hacen visible su novedosa conducta adictiva:

  • Aislamiento popular: Los juegos para videoconsolas son un género de diversión que necesita mucho más atención y concentración que algún otro género de actividad de ocio. Por esta razón, las partidas que se efectúan llegan a ser realmente profundas para poner a prueba los estímulos y las habilidades cognitivas. Un individuo que abuse frecuentemente, no solo puede volverse adepta, sino transcurrido un tiempo dedicará menos atención a su ambiente, y de forma especial, a las relaciones sociales. Por otro lado, a la gente mucho más solitarias puede ser un medio para sostenerse en contacto con otros individuos o mitigar el mal de la soledad.
  • Pérdida de desempeño: Pasar bastante tiempo jugando a juegos para videoconsolas influye de manera directa en la administración de las responsabilidades y tareas diarias. Entre ellas, la necesidad de dedicar atención a los estudios o al trabajo. Consecuentemente, se experimenta un retroceso en el desempeño y la eficacia, siendo la persona inútil de comprar novedosas capacidades o competencias que impulsen su educación.
  • El exitación de los juegos para videoconsolas como recompensa: Es recurrente que los individuos, más que nada los inferiores, se sumerjan por un tiempo en una actividad concreta para rehuir sus inconvenientes. Los juegos para videoconsolas, como cualquier otra especialidad de ocio, dejan mitigar el mal que padecen gracias a ellos ofreciéndoles una escapatoria o un lugar de confort. El dependiente se ve retribuido al presenciar el exitación de gozar con el juego, olvidando por un tiempo las intranquilidades y la ansiedad.
  • Pérdida de la noción del tiempo: Recurrentemente, con el abuso de los juegos para videoconsolas llegan asimismo unos pésimos hábitos. Si la persona pasa bastante tiempo con ellos, la actividad termina afectando a las horas de reposo, la distracción de las pretensiones básicas y la calidad del sueño.
  • Mal muscular: Es común que tras pasar múltiples horas enfrente de un display o sin desplazarse, se logren ocasionar los primeros problemas médicos. Los mucho más comunes son los que afectan a la musculatura de la espalda, los brazos y las piernas. No mudar de posición ni llevar a cabo los reposos precisos provoca que las articulaciones y demás unas partes del cuerpo implicadas vayan alén del límite tolerado en lo que se refiere a resistencia. De ahí que, se tienen la posibilidad de desarrollar patologías óseas o múltiples inconvenientes de circulación. La visión es otro de los sentidos que padece mucho más gracias a la recepción excesiva de luz a lo largo de largas horas de exposición.

Consejos para impedir el abuso en jovenes

1. Dejar visibles las preferencias: las pretensiones vitales y las tareas institucionales predominan sobre cualquier diversión.

2. Fijar un horario y tiempo de juego preciso.

Del Phubbing al Vampig pasando por la nomofobia

Según resalta el sicólogo José Antonio Luengo, “ciertos hábitos recientes nos ubican a jovenes y mayores en la frontera de formas de proceder que podrían resultar precisamente adictivas con relación a las novedosas tecnologías de la información”. De esta manera, entre los nuevos fenómenos están los próximos:

  • Phubbing: “desprecio con el que intentamos a la gente con las que nos encontramos físicamente, al ofrecer prioridad a las relaciones que sostengo por medio de mi dispositivo móvil inteligente”.
  • Alone togheter: “juntos, pero ausentes de lo que sucede a lo que nos rodea”.
  • Nomofobia: “ansiedad que pasan los individuos de teléfonos móviles inteligentes en el momento en que se quedan sin ingreso a este dispositivo, sin cobertura o sin conexión a Internet”.
  • FOMO: “temor a perderse algo, de despegarse de los conjuntos con los que sostengo contacto”.
  • Vamping: “empleo de aparatos electrónicos a lo largo de la noche, reduciendo las indispensables horas de sueño”.

Deja un comentario