la adicción al trabajo también se denomina

Se comenzó a charlar de adicción al trabajo en 1971, en el momento en que un instructor americano de religión, Oates, lo empleó para referirse a su trabajo y lo equiparó con el alcoholismo. Después, Oates definió workaholism como una necesidad excesiva y también incontrolable de trabajar incesantemente, que perjudica a la salud, la alegría y las relaciones de la persona.

La adicción al trabajo no solo es un aspecto que entorpece nuestra plenitud día tras día, sino es una patología probablemente dañina, como cualquier adicción. Es esencial distinguir que no tiene que ver con pasar un buen tiempo en el trabajo, lo que tiende a suceder en varios, sino los “Workaholics” o adeptos al trabajo, transforman el trabajo en una vía de escape.

Contenidos ocultar
3 Si bien habitualmente de adicción al trabajo, la persona que lo padece no lo ve como un inconveniente (por el hecho de que se ve muy productivo o el ambiente lo está premiando). Es primordial entender que hay secuelas negativas de esta dependencia. Ahora, exponemos las primordiales consecuencias: Insatisfacción con el trabajo Irritabilidad Agobio y ansiedad en el pecho gracias a la ansiedad Inconvenientes personales debido al poco tiempo que se ocupa de otras ocupaciones Adversidades para conciliar tixag_14) Mayor peligro de abuso de substancias. ) La adicción al trabajo se define como “sentirse obligado o impulsado a trabajar gracias a presiones internas, pensamientos persistentes y usuales sobre el trabajo en el momento en que no se trabaja y trabajar alén de lo razonablemente aguardado”. En los últimos tiempos, la adicción al trabajo ha recibido mucho más atención. Un nuevo ensayo probó que “la adicción al trabajo incrementa el desempeño gracias a una mayor carga de trabajo, pero asimismo reduce el desempeño gracias a un mayor agotamiento sensible”. La explicación es que los adeptos al trabajo no solo «trabajan bastante». Asimismo: El dependiente al trabajo prioriza el trabajo en la vida personal La vida del dependiente al trabajo se identifica por una destacable falta de equilibrio. El dependiente al trabajo se da poco tiempo para desarrollar y gozar de las relaciones personales. La salud ocupa un espacio en la cola de sus preferencias por el hecho de que antepone el trabajo a todo. Además de esto, la adicción al trabajo – bastante gente se vuelven adeptos a la adrenalina que desarrollan unos altos escenarios de trabajo – provoca que la persona trabaje siempre y en todo momento a altos escenarios y dedique poco a poco más tiempo en el trabajo intentando encontrar de esta forma presenciar estos sentimientos de manera repetida.

Especificaciones de un workaholic:

  • Meditar todo el tiempo en el trabajo: Meditar obsesivamente sobre nuestro ejercicio en el trabajo, el deseo de tener éxito y el temor a fracasar.
  • Tener adversidades para tomar momento de libertad: Buscar distintas maneras de trabajar al estar fuera del horario laboral si bien no se requiera. De esta manera, presenciar agobio en ocasiones en las que es imposible trabajar.
  • Trabajar tiempo agregada a lo predeterminado en el horario laboral: Invertir horas auxiliares a lo que se espera y preciso, tanto que otra gente lo aprecian.
  • Tener enfrentamiento en las relaciones por la proporción de tiempo dedicada al trabajo: Se aprecia que hay secuelas en otras caracteristicas de la vida, y no obstante no se tienen la posibilidad de llevar a cabo cambios en los hábitos de trabajo.
  • Usar el trabajo para compensar o eludir algo: Puede ser, estar en un instante de bastante agobio, tener algún inconveniente o la necesidad de evaluar nuestra aptitud.
  • Tener problemas médicos desde el agobio del trabajo: Posiblemente llegue a presenciar síntomas de agobio crónico, puesto que el cuerpo está en un estado de activación incesante.

Hay distintas causas por las que alguien puede desarrollar una adicción al trabajo. Es esencial comprender que este es un inconveniente multicausal, esto es, que no se da de forma exclusiva por un fundamento. Te enseñamos ciertas probables causas:

Secuelas negativas de la adicción al trabajo

Si bien habitualmente de adicción al trabajo, la persona que lo padece no lo ve como un inconveniente (por el hecho de que se ve muy productivo o el ambiente lo está premiando). Es primordial entender que hay secuelas negativas de esta dependencia. Ahora, exponemos las primordiales consecuencias:
  • Insatisfacción con el trabajo
  • Irritabilidad
  • Agobio y ansiedad
  • en el pecho gracias a la ansiedad

  • Inconvenientes personales debido al poco tiempo que se ocupa de otras ocupaciones
  • Adversidades para conciliar tixag_14) Mayor peligro de abuso de substancias. ) La adicción al trabajo se define como “sentirse obligado o impulsado a trabajar gracias a presiones internas, pensamientos persistentes y usuales sobre el trabajo en el momento en que no se trabaja y trabajar alén de lo razonablemente aguardado”.

    En los últimos tiempos, la adicción al trabajo ha recibido mucho más atención. Un nuevo ensayo probó que “la adicción al trabajo incrementa el desempeño gracias a una mayor carga de trabajo, pero asimismo reduce el desempeño gracias a un mayor agotamiento sensible”. La explicación es que los adeptos al trabajo no solo «trabajan bastante». Asimismo:

    El dependiente al trabajo prioriza el trabajo en la vida personal

    • La vida del dependiente al trabajo se identifica por una destacable falta de equilibrio.
    • El dependiente al trabajo se da poco tiempo para desarrollar y gozar de las relaciones personales.
    • La salud ocupa un espacio en la cola de sus preferencias por el hecho de que antepone el trabajo a todo.

    Además de esto, la adicción al trabajo – bastante gente se vuelven adeptos a la adrenalina que desarrollan unos altos escenarios de trabajo – provoca que la persona trabaje siempre y en todo momento a altos escenarios y dedique poco a poco más tiempo en el trabajo intentando encontrar de esta forma presenciar estos sentimientos de manera repetida.

Deja un comentario