la adiccion al movil de los adolescentes

Los pequeños medran y cambian de intereses al abrir y cerrar los ojos. Sin percatarnos, un día descubrimos que el osezno de peluche que acostumbraba a acompañar a nuestro niño en noches temibles y oscuras, fue sustituido por el móvil.

Hoy en día, el 84% de los jovenes duerme con el móvil en cama.

Una observación en hondura

Sloan Management Review del MIT publicó un ensayo capaz: los instructores de 2 academias de negocios en Italia y Francia hicieron que renunciar al teléfono capaz para un día fuera un requisito de los alumnos en sus tutoriales. La mayor parte de los alumnos, que podían planear qué día dejarían los teléfonos, sintieron cierto nivel de ansiedad. No sabían qué llevar a cabo transcurrido el tiempo plus, desde el desayuno hasta viajar en transporte público. Asimismo apreciaron la continuidad con la que la gente que tenían teléfonos los examinaban -un estudiante apuntó que su amigo examinaba el teléfono 4 ocasiones en un periodo de diez minutos- y que probablemente de esta forma era como ellos mismos lucían en un día habitual.

Una investigación previo, en EEUU, que asimismo logró que los jóvenes renunciaran a sus teléfonos, halló que se ejercitaban peor en las tareas mentales en el momento en que estaban en “abstinencia” y presentaban síntomas fisiológicos, como el incremento de la continuidad cardiaca y la presión arterial. Asimismo sintieron una sensación de pérdida o disminución del yo extendido: los teléfonos.

3 consejos mucho más para tratar la adicción al móvil inteligente

  1. Ejercer un control saludable. Inspeccionando qué páginas visita, qué amigos tiene en las comunidades, instalando filtros parentales, etcétera. No tiene que ver con poseerlo todo controlado, hay que confiar en ello, pero observando algunos puntos para los que él todavía no posee madurez bastante.
  2. Contratar una cuota limitada para su empleo racional. Que entienda que las cosas no se obsequian ni se tienen la posibilidad de desaprovechar, sino hay que realizar un consumo responsable. Así lo educarás no solo en las tecnologías, asimismo de cara al consumo de ropa, antojos, etcétera.
  3. Efectuar ocupaciones juntos. Como deporte, excursiones, viajes, juegos, sitios de comidas, etcétera. A fin de que le resulte mucho más atrayente, puede invitar a algún amigo. De esta manera no solo se aislará con el teléfono y verificará que la vida real es considerablemente más entretenida que la virtual.

Conoce: De qué manera cuidar a los jovenes de los peligros de las comunidades, sin irrumpir su espacio

Días libres de móvil inteligente

En un caso así, no es requisito que sean 24 h terminadas sin el móvil inteligente, pero es esencial efectuar ocupaciones en las que se logren desconectar de los gadgets como las travesías, el cine y otros. Por otra parte, es un período temporal donde tienen la posibilidad de interaccionar contigo libres de dispesiones.

Los móviles inteligentes en cama tienden a ser una causa de insomnio y ayudar a la adicción. De ahí que, puedes ordenar los puertos de carga de tu casa en un área común a la que tus hijos no tengan ingreso desde sus habitaciones o camas.

¿Qué llevar a cabo para evitarlo?

El primer peligro de una adicción al móvil inteligente es que los pequeños pierden la diferencia entre el planeta real y el en línea. De esta manera, eligen que su planeta se desarrolle mucho más a nivel virtual. De ahí que, admiten toda clase de amistades en las comunidades y procuran una conexión wi-fi prácticamente en todo momento.

En este sentido, instalando una VPN en el móvil inteligente, si bien no evitaremos que estén mucho más horas conectados de las que tienen que, cuando menos lograremos que naveguen con seguridad.

Deja un comentario