la adicción a las pantallas afectan a los hijos

Se charla bastante de la adicción de los jovenes a la tecnología, internet y las comunidades, pero poco sobre la afín entre los mayores, que es aún mucho más dura para sus pequeños. Todos perdimos el tiempo en algún momento viendo la pantalla del móvil inteligente y asimismo nos hemos desconectado de todo el mundo real, pero ¿qué sucede con nuestros hijos? Argumentan desde el blog de Eres Mamá. Hay progenitores que son adeptos al móvil inteligente que se cierran en la burbuja y que se olvidan de que hay vida alén de las pantallas, lo que indudablemente puede poner en grave riesgo la relación con el resto, asimismo la relación con los suyos propios hijos. Los progenitores sin percatarse están ignorando a sus hijos, y lo malo… los pequeños tienen la posibilidad de sentirse alejados. El sentimiento de abandono Quizás la palabra “abandono” te parezca un tanto exagerada, pero no dista bastante de la verdad y de lo que sienten los hijos en el momento en que sus progenitores eligen atener el teléfono antes que a ellos. ¿Te imaginas en el momento en que tu hijo desea comunicar algo enternecedora para él y no le prestas atención por el hecho de que andas contestando un correo o viendo las actualizaciones de Fb? ¿Te puedes realizar un concepto de de qué manera sentirse en ese instante? Las expresiones precisas son: abandono sensible. Sienten que no importan Los pequeños en el momento en que están con sus progenitores y ellos no cesan de ver el móvil, sienten que no importan. Este sentimiento puede tener repercusión muy seriamente en su autovaloración y en su autoconcepto, con lo que resulta vital que consigas corregir este suceso… o en el momento en que tu hijo prosiga medrando de esta manera, comprenderá que no puede contar contigo para nada pues siempre y en todo momento andas prestando atención “a otros temas” antes que a él. Sin ofrecerte cuenta la brecha sensible entre los dos se puede llevar a cabo bastante mayor. ¿De qué forma comprender si tu hijo se siente alejado por tu empleo continuado del móvil inteligente? Pero aparte de entender de qué forma un niño puede sentirse en el momento en que los progenitores son adeptos al móvil inteligente, asimismo es requisito comprender si tu hijo se siente alejado o no por tu empleo continuado del teléfono en el momento en que deberías estar pasando tiempo de calidad con ellos. En el momento en que deja de decirte que le prestes atención Si tu hijo de pronto comienza a dejar de llamar tu atención para comunicar instantes de calidad contigo, deberás comenzar a alarmarte. Probablemente haya perdido el interés en pasar tiempo junto a ti, por el hecho de que tu desinterés por él y tu interés por el móvil hicieron que tu hijo comprenda que él no es la prioridad en tu vida. Si miras el Fb o cualquier otra cosa en el móvil y de pronto te percatas de que tu hijo está enfadado o con una pataleta por culpa de que no le andas prestando atención, es obvio que se siente apartado por culpa de tu empleo continuado del celular y tu carencia de atención hacia él. Llegó el instante de desconectar el teléfono y prestar atención a tu hijo para entender qué desea decirte o comunicar contigo. En el momento en que te llama múltiples ocasiones exactamente la misma cosa ¿Has sentido en algún momento que tu hijo te dijo chillando algo? Quizás no comenzó diciéndolo en voz alta, pero al notar que no le haces caso decidió alzar la voz para poder ver si de esta forma le prestas mucho más atención. Si lo realiza, no te enojes con él… y busca la forma de que no te deba chillar solamente, ¡escuchalo! ¿Te percatas de que algo no va bien? En el fondo de tu ser lo sabes, sabes que eres dependiente al celular y que tu hijo precisa mayor atención. Tu corazón te lo afirma y solo debes hacerle caso. No te digo que jamás mires el móvil pero sí si pasas tiempo de calidad con tu hijo, lo apagues. Tu hijo no requiere sentirse apartado ni que está en background tras el móvil… él precisa sentir que es la prioridad en tu vida. Y de esta forma ha de ser en todo instante, si es requisito planea tu tiempo. Photo: © Don LaVange / Flickr

Los tiempos cambiaron

La verdad es que son temporadas muy diferentes y sí, como afirma la expresión «los tiempos cambiaron». La tecnología ha evolucionado de manera destacable y tu hijo ha nacido cubierto de aparatos electrónicos. Por tal razón, no sirve de bastante equiparar su situación con tu niñez o juventud. Ya conoces, las comparaciones son aborrecibles.

Mostrar el cerebro de pequeños y jovenes en las pantallas electrónicas (tablet, móvil inteligente, pc, juegos para videoconsolas) sin restricción horaria, es enormemente amenazante para la salud tanto física como sicológica. Entre otros muchos efectos, puede ocasionar: cefalea, escozor y lagrimeo de ojos, nerviosismo, falta de concentración, agobio, confusión entre situación y ficción, temores, fobias, poca tolerancia a la frustración, furia, enojos, … Estos síntomas si se sostienen en el tiempo, tienen la posibilidad de deducirse en una ADICCIÓN.

¿Qué secuelas tiene para un niño o pequeña pasar muchas horas enfrente de un display?

Los especialistas en psicología infantil han estudiado muy intensamente cuáles son los inconvenientes que una sobreexposición a las pantallas puede comportar para los jóvenes. La gente tenemos la posibilidad de hacernos adeptos a la dopamina (hormona de la alegría que llega al cerebro) que nos dan las recompensas que nos llega mediante las comunidades (alertas, mensajes…) y los juegos para videoconsolas con sus recompensas. Varios de los efectos mucho más peligrosos son:

  • Insomnio

Protege de ti para cuidar de tu familia

y

Si has reconocido un inconveniente consecu tu vida y la de los tuyos, todavía andas a tiempo. Contacta con CC Adicciones para realizar todas y cada una de las cuestiones que poseas sin deber y te guiaremos a fin de que, si es requisito, logres tomar la resolución que va a mudar tu vida y la de los que mucho más te importan.

Nuestros tratamientos son customizados y libres de substancias tóxicas a fin de que el desarrollo de restauración logre terminar en una deshabituación y posterior reinserción donde recuperarás el control de tu vida desde nuevos hábitos, objetivos y motivaciones, sin la obligación de tener que recurrir mucho más a la relación tóxica con las pantallas.

Deja un comentario