la adicción a las pantallas afectan a los hijos frases

En el momento en que Julia Taylor precisa tomar resoluciones sobre la crianza de los hijos, en ocasiones recurre a un conjunto de Fb llamado «Parenting in a Tech World» (Progenitores en un planeta de tecnología). El hijo de Taylor padece trastorno por déficit de atención y también hiperactividad (TDAH), lo que, según ella, provoca que «se concentre bastante en algunas cosas», incluido «cualquier cosa con pantalla». Taylor, que es madre soltera y vive en el área de Denver, deseaba que él tuviese un teléfono capaz, «pero pirateo todos y cada uno de los controles parentales, en ocasiones se quedaba despierto toda la noche».

En «Parenting in en Tech World», que tiene 150.000 seguidores, ella y otros progenitores tienen la posibilidad de localizar comentarios sobre una extensa selección de temas, incluido en el momento en que hay que aceptar a un niño sumarse a sitios de comunidades, ¿qué llevar a cabo si están mandando o recibir sms o imágenes inapropiados, y sugerencias de modelos como una estación de conexión que sostiene los gadgets fuera de las habitaciones de los pequeños durante la noche. El año pasado, Taylor adquirió un teléfono Pinwheel que viene con navegadores de internet y limita la utilización de comunidades. (Después se unió a la compañía a tiempo terminado como directiva de marketing).

Desconectados

Este cuento para pequeños desde 4 años muestra una familia y como todos sus integrantes está enganchado, de manera diferente, a las pantallas. Esto causa que se genere una desconexión entre ellos. Un relato perfecto para leer en familia y que asiste para pensar sobre los hábitos digitales de pequeños y mayores, aparte de prestar técnicas para administrar la utilización de pantallas y terminar con la desconexión humana.

  • Autora: Miriam Tirado
  • Editorial: Carambuco Ediciones

¿Por qué razón es una gran idea limitar el ingreso de los accesos?

El sedentarismo que fomenta la utilización de las novedosas tecnologías se está transformando en un problema médico poco a poco más alarmante, más que nada entre los pequeños. Se demostró que la carencia de actividad física en estas edades incrementa el peligro de padecer trastornos metabólicos como el sobrepeso, la obesidad y la diabetes infantil. También, puede transformarse en un aspecto de peligro de patologías mucho más serias como los inconvenientes cardiovasculares.

Múltiples estudios han encontrado que las luces azules que desprenden la mayor parte de las pantallas de los teléfonos móviles inteligentes alteran el patrón de sueño, complican la conciliación del sueño y afectan a su calidad. En verdad, los pequeños que acostumbran a usar estos gadgets antes de acostarse duermen menos horas y descansan peor que los pequeños que no emplean los móviles inteligentes por lo menos 2 horas antes de acostarse.

Deja un comentario