la adicción a la nicotina se produce porque

El tabaquismo genera mucho más morbio-mortalidad. Precisamente el 33% de las patologías cardiovasculares se atribuyen de manera directa al consumo del tabaco. Entre las mucho más usuales se resaltan: cardiopatía isquémica, patología cerebro vascular periférica, aneurismo de aorta y EPOC. “Hay que imaginar qué es lo que significa el tabaquismo. Para graficar, si llenamos una habitación de personas que fuman, suponiendo que son jóvenes de 20 años, podríamos garantizar que media parta de los fumadores van a morir antes de los 60 años. De esta manera refieren las estadísticas mostrándonos una situación tremenda con relación al tabaco”, advierte el médico neumonólogo Adolfo Weimberg (MP 7.207).

En Argentina se mueren debido al cigarro precisamente 40 mil personas al año, 150 personas al día. «Se muestran las patologías cardiovasculares, respiratorias, pero entendemos que el tabaquismo influye en otras patologías fuera del aparato respiratorio, como diferentes géneros de cáncer que se relacionan de forma directa con el hábito de fumar», asegura el experto para INS.

La relación entre la endorfina y el tabaco

La endorfina es una substancia natural que segrega al organismo. En el momento en que se consumen drogas como el tabaco, la persona padece una perturbación en los escenarios de endorfina.

Así mismo, el fumador tiene modificada la aptitud de generar endorfinas. De ahí que estas substancias que en los no fumadores se generan de manera natural en ocasiones de mal, agobio o felicidad, en los fumadores va insperarablemente unida a la nicotina.

La realidad sobre fumar y el agobio

El consumo de tabaco es una adicción seria, y la nicotina es la sustancia primordial que causa esta adicción. La nicotina de cada calada de un cigarro demora solo diez segundos al llegar al cerebro. Esta rápida transferencia de nicotina de los pulmones al cerebro es una de las razones por las cuales los cigarros son tan viciosos. En el momento en que llega al cerebro, la nicotina provoca que las células cerebrales liberen dopamina. Entre los efectos de la dopamina es un alto estado de agudeza mental y de confort. La dopamina controla los centros de recompensas y exitación del cerebro. Con el pasar de los años, las células del cerebro cambian y aguardan las recargas de dopamina agregada que da el cigarro. En el momento en que uno trata de no fumar más, o aun entre un cigarro y el próximo, estos cambios en el cerebro ocasionan ansiedad y un fuerte deseo de absorber mucho más nicotina. 1

Posiblemente te sientas mucho más calmado y menos intranquilo mientras que andas fumando y inmediatamente después. Pero de todos modos el cigarro no está calmando el agobio en tu vida; solo está calmando tus deseos de nicotina. En verdad, tu organismo experimenta precisamente lo opuesto. Fumar eleva la presión arterial y el ritmo cardiaco, tensa los músculos, contrae los vasos sanguíneos y disminuye el nivel de oxígeno en la sangre. 2 Resumiendo, fumar incrementa el nivel de agobio de su organismo.

Deja un comentario