jovenes con adiccion a las drogas 2018

En las últimas décadas, se dieron adelantos muy visibles en la prevención del consumo de substancias en la juventud (Manthey, 2019). El consumo de cigarros y alcohol, las drogas mucho más consumidas desde hace tiempo, ha disminuido claramente entre los jovenes de numerosos países de europa. Pero en el momento en que se examinan con lupa estas tendencias decrecientes, es simple advertir que, lamentablemente, todavía queda bastante por realizar: La disminución del tabaquismo en jóvenes de europa semeja haberse estancado en los últimos tiempos. El consumo de alcohol en capítulos de alta intensidad o en atracones (heavy-episodio drinking o binge-drinking), de enorme peligro para el cerebro desarrollandose de los jovenes, está incrementando en distintas zonas. Y al tabaco y al alcohol le ha surgido un contrincante, en tanto que el consumo de cannabis está incrementando entre los jóvenes, si bien todavía le queda bastante por lograr el tabaco en la temporada de esplendor.

Un caso de éxito ejemplar en esta labor fué el de Islandia, que a través del programa Juventud en Islandia logró poner según estudiosos, políticos, docentes y familias para estudiar el fenómeno de las adicciones entre sus jóvenes y desarrollar políticas educativas según los desenlaces de estos estudios (Arnarsson et al., 2018; Kristjansson et al., 2016). De este modo, Islandia pasó de ser entre los países con jóvenes mucho más usuarios de Europa en estar entre los países mucho más saludables para la juventud en cuestión de 2 décadas. Si bien no toda la montaña (o, en un caso así, la isla) es orégano, pues la prevalencia de consumo profundo de cannabis asimismo aumentó en Islandia en este periodo.

Amenaza global

El inconveniente, no obstante, comienza a extenderse a otras latitudes como Europa, África y Oriente Medio, donde el consumo del tramadol, sin objetivos médicos, en especial en las ciudades mucho más atacables, empieza a ser fundamento de preocupación. «Esta substancia todavía no se ha sometido a fiscalización en todo el mundo y la gente que la consumen con objetivos recreativos la perciben como una manera de acrecentar la energía y progresar el estado anímico», enseña el informe.

Los datos proponen, además de esto, un veloz incremento del consumo de drogas en los individuos mayores de 40 años en frente de los mucho más jóvenes. No obstante, los tratamientos de drogodependencia premeditados a este conjunto etario prosiguen siendo escasísimos en el planeta.

Deja un comentario