indicadores para determinar una adiccion a las tic

Las novedosas tecnologías han irrumpido en nuestra vida de una forma deslumbrante, más que nada, entre los mucho más jóvenes que hacen un empleo prácticamente persistente en su día a día: relaciones sociales, estudio, trabajo, ocio… lo que puede ofrecer pie a una adicción tecnológica de la que les charlamos en este articulo, por el hecho de que nuestra fundación, Funsalud, lleva a cabo el emprendimiento Levanta la cabeza, dirigido exactamente a impedir y tratar esta problemática tan común hoy día.

Es evidente que dan varios provecho, pero un empleo inapropiado y descontrolado puede lograr que una herramienta tan útil pase a transformarse de afición en una adicción. Dada esta situación poco a poco más recurrente y próxima, ¿de qué manera puedo entender si mi hijo o alguien de mi ambiente están tolerando una adicción a las novedosas tecnologías? ¿Cuáles serían las primordiales señales de alarma que podrían señalar una dependencia a las novedosas tecnologías? ¿Frente qué hábitos sería aconsejable soliciar asistencia? Ahora se especifican una sucesión de indicadores que tienen la posibilidad de reflejar un empleo abusivo y descontrolado de las novedosas tecnologías y que tienen la posibilidad de contribuir a detectar una viable problemática en nuestros jóvenes.

¿Qué dicen los desenlaces sobre la adicción a la tecnología?

El estudio se efectuó, a través de una secuencia de investigaciones, a un total de 2.808 alumnos de entre 11 y 20 años, a los que se les dividió en tres rangos de edad: adolescencia temprana , entre los 11 y los 14 años, adolescencia media, entre los 15 y los 17, y adolescencia tardía, entre los 18 y los 20. El estudio desgrana la adicción a las tecnologías en tres subapartados: adicción al móvil, adicción a los juegos para videoconsolas y adicción a las comunidades.

En lo que se refiere a la adicción al móvil inteligente, los desenlaces detallan que las chicas muestran «indicadores de adicción mucho más superiores que los chicos»: un 8,20% de las encuestadas presentó adicción al móvil inteligente, en frente de del 3,19% de los encuestados. Asimismo son ellas las que muestran mayor peligro de adicción, con un 24,68%, en oposición al 12,04% de los encuestados.

¿De qué forma se puede advertir?

No es requisito ser especialista para conocer con la fácil observación que ciertas formas de proceder tienen la posibilidad de ser indicadores de un viable “enganche” a las TIC:

  • Cambio de accionar: Incomodidad, impaciencia y irritabilidad, singularmente en el momento en que es imposible poder ingresar al medio adictivo.
  • Aislamiento y confinación. Menguamente esencial en la comunicación. Deterioro de las relaciones mucho más próximas.
  • Perturbación del curso habitual de la vida para usar las TIC (no proceder a la escuela, al trabajo, abandono de obligaciones diarias, dejar las responsabilidades para después…)
  • Justificación del tiempo elevado usado sobre esto.
  • Abandono de otras ocupaciones, en especial si antes eran en especial gratificantes.
  • Incapacidad de supervisar de manera voluntaria su empleo.
  • Patrañas-engaño para hacer a ocultas las ocupaciones adictivas.
  • Cambio de hábitos de sueño o alimentarios.

Deja un comentario