hugh grant y su adiccion al sexo

Por Silvana Savoini, sexóloga.

La Sexología y la Adiccionología son campos minados de prejuicios, mitos, tabúes, saberes populares distorsionados frecuentemente, que forman territorios de entrecruzamiento entre la ciencia y la ética, que comprometen alegatos sociales, institucionales, políticos y académicos, donde es esencial dar a conocer conocimiento científico para la promoción de la salud.

Enfrentamientos o secuelas

A consecuencia de la conducta adictiva va a haber una sucesión de enfrentamientos y inconvenientes en las distintas esferas de la vida de la persona con un inconveniente de adicción.

Quien padece una nosología adictiva ha de ser siendo consciente de que va a tener inclinación a regresar a sus patrones normales de práctica de la actividad agradable una vez haya logrado liberarse. Por esta razón es tan esencial sostener una época de prevención de recaídas en el momento en que se consigue sostener una abstinencia.

Estas son ciertas celebridades que han afirmado su adicción sexual:

Hugh Grant. El popular actor mantenía una relación sentimental con Elizabeth Hurley -en la década de los 9º- en el momento en que fue detenido por entrenar sexo oral con una prostituta dentro de su turismo en medio de una vía pública.

El primer escándalo sexual del actor sucedió en 1995.

Britney Spears. La ex- novia de Justin Timberlake confesó en su reportaje, ‘I am Britney Jean’, su deseo sexual elevado. Y su exesposo, Kevin Federline, asimismo confirmó que su exmujer era una mujer con enorme apetito carnal. Tristemente la vida privada de la artista se vio expuesta en el momento en que su ex- guardaespaldas descubrió que ella le había hostigado sexualmente, e inclusive publicó una biografía del artista donde enseña que ella era una parte de un planeta de excesos donde reinaba el alcohol y las drogas. Y además de esto mentó a las inacabables orgías con hombres y mujeres que tenía la artista, para agradar su adicción por el sexo.

El guardaespaldas de la artista charló sobre las orgías de Spears.

David Duchovny. El actor reconocido internacionalmente por ser el personaje principal de la serie «Expedientes Misterios X» asimismo pertenece a este catálogo sexual. David declaró que jamás fué infiel a su mujer a nivel físico. Ya que él elige el sexo virtual. Aparentemente el actor es inútil de supervisar su impulso para conocer sitios pornográficos en Internet.

David Duchovny ingresó en una clínica gracias a su adicción sexual hace prácticamente diez años.

Lindsay Lohan. Riley Giles mantuvo una relación cariñosa con la conocida actriz de Hollywood. Y en una entrevista confesó que su ex- es casi ninfómana. “Teníamos sexo múltiples ocasiones cada día, y durante la noche deseaba mucho más. Era insaciable. Y con todas y cada una de las parejas le ocurrió lo mismo”, aseveró.

Exnovio de la actriz aseguró que ella es ninfómana.

Hugh Jackman. Si bien el actor siempre y en todo momento se ha señalado por ser una de los hombres mucho más caballerosos de la industria hollywoodiense, Hugh Jackman asimismo descubrió que merced al sexo tántrico es con la capacidad de soportar seis horas instantaneamente. Por esa razón se volvió dependiente al sexo.

Hugh Jackman es una máquina.

Miel B. El ex- Spice Girl ha comentado en reiteradas oportunidades que jamás queda satisfecha tras tener relaciones íntimas. Según descubrió El País, la expareja de la artista, Christa, explicó que “Miel es que se pega, promiscua y muy liberada en cama. “Pienso que la razón es que ansía una relación íntima que no consigue. Jamás le basta y de ahí nace su adicción al sexo”.

Aseguran que Mel B es insaciable.

Estas son ciertas celebridades que han afirmado su adicción sexual:

Hugh Grant. El popular actor mantenía una relación sentimental con Elizabeth Hurley -en la década de los 9º- en el momento en que fue detenido por entrenar sexo oral con una prostituta dentro de su turismo en medio de una vía pública.

Britney Spears. La ex- novia de Justin Timberlake confesó en su reportaje, ‘I am Britney Jean’, su deseo sexual elevado. Y su exesposo, Kevin Federline, asimismo confirmó que su exmujer era una mujer con enorme apetito carnal. Desgraciadamente la vida privada de la artista se vio expuesta en el momento en que su ex- guardaespaldas descubrió que ella le había hostigado sexualmente, e inclusive publicó una biografía del artista donde enseña que ella era una parte de un planeta de excesos donde reinaba el alcohol y las drogas. Y además de esto mentó a las inacabables orgías con hombres y mujeres que tenía la artista, para agradar su adicción por el sexo.

Deja un comentario