https enfermeriahoy.com nomofobia-la-adiccion-al-movil

La nomofobia es la expresión inglesa no-mobile-phone phobia, o sea, el temor irracional a tener que estar sin móvil.

A lo largo de la pandemia las relaciones entre la gente en los distintos campos de la vida se realizaron en la mayoría de los casos por medio de la tecnología digital, en especial mediante los móviles inteligentes o Teléfonos inteligentes, y las ocasiones en las que por fundamentos especialistas o de otra índole nos hemos quedado sin poder conectarnos se han multiplicado, incrementando el nivel de ansiedad.

La adicción al móvil inteligente

Poco a poco más, las tecnologías están desempeñando un papel muy influyente en nuestras vidas. El servicio que nos prestan tal como las comodidades y comodidades que nos aportan, provoca que se nos realice bien difícil su prescindimiento.

Ya hace parcialmente poco tiempo, se están comenzando a efectuar estudios sobre la adicción al móvil inteligente. Si bien no hay una categoría expresa en el Manual Diagnóstico y Estadístico de las Anomalías de la salud Mentales DSM-IV-TR que catalogue el elevado empleo del móvil inteligente como un trastorno de la adicción, sí es verdad que hay especificaciones con las que se distribuyen enormes semejanzas con otros trastornos como podría ser el de dependencia de substancias. El síndrome de abstinencia, la tolerancia y la pérdida de control por no usarla son ciertas especificaciones compartidas por los dos.

Síntomas de la nomofobia

Los síntomas más frecuentes en el momento en que se sufre nomofobia, o sea, que se tenga temor a estar sin el móvil puede ser la ansiedad al verse sin el dispositivo. Según publica Antena 3 Novedades, el 53% de los clientes que se quedan sin batería padecen ansiedad. Pero asimismo tienen la posibilidad de mostrarse otros síntomas socios como:

  • Temor o ansiedad en el momento en que no se tiene el dispositivo móvil inteligente
  • taquicardias,
  • )
  • dolores de estómago,
  • temor, nervios o
  • incomodidad
  • incapacidad de no centrarse tixag_2) Una observación en hondura Sloan Management Review del MIT publicó un ensayo capaz: los instructores de 2 academias de negocios en Italia y Francia hicieron que renunciar al móvil por un día fuera un requisito de los alumnos en sus tutoriales. La mayor parte de los alumnos, que podían planear qué día dejarían los teléfonos, sintieron cierto nivel de ansiedad. No sabían qué realizar transcurrido un tiempo plus, desde el desayuno hasta viajar en transporte público. Asimismo apreciaron la continuidad con la que la gente que tenían teléfonos los examinaban -un estudiante apuntó que su amigo examinaba el teléfono 4 ocasiones en un periodo de diez minutos- y que probablemente de esta manera era como ellos mismos lucían en un día habitual.

    Una investigación previo, en EEUU, que asimismo logró que los jóvenes renunciaran a sus teléfonos, halló que se ejercitaban peor en las tareas mentales en el momento en que estaban en “abstinencia” y presentaban síntomas fisiológicos, como el incremento de la continuidad cardiaca y la presión arterial. Asimismo sintieron una sensación de pérdida o disminución del yo extendido: los teléfonos.

Deja un comentario