guia adicciones redes sociales e internet en menores

La utilización de las comunidades a pequeños y jovenes se ha aumentado exponencialmente en los últimos tiempos merced al avance de novedosas redes sociales ahora las novedosas funciones de las redes ahora que ya están.

Los mucho más pequeños navegan por comunidades con la intención de mensajear/mandar mensajes a sus compañeros, amigos o seguidores, y ver fotografías y vídeos para husmear o perfeccionarse. Todo sirve para llevar a cabo amigos, y de ahí que, frecuentemente, desatienden como mucho apreciado: su privacidad.

¿De qué manera identificamos la adicción a las comunidades?

Puedes emplear las próximas cuestiones para hacerte un concepto de si tu hijo tienen un inconveniente de adicción a las comunidades, pero tratando ser compresivo, sin juzgarle ni atacarle:

  • ¿Es dependiente de las comunidades para sentirte bien a lo largo del día?
  • ¿Te pones inquieto si no andas utilizando las comunidades? ¿Tienes temor de estar perdiendo algo esencial si no comprobas las comunidades?
  • ¿La utilización de las comunidades le ha provocado inconvenientes? (Inconvenientes con amigos, te ha distraído en clase o en el trabajo)
  • ¿Has intentado reducir tu empleo de comunidades pero no tuviste éxito?

La utilización de las comunidades en pequeños y jovenes se ha aumentado exponencialmente en los últimos tiempos merced al avance de novedosas redes sociales ahora las novedosas funciones de las redes ahora que ya están. Las mucho más usadas por pequeños y jovenes son: WhatsApp, Instagram, Snapchat, Tik Tok, Fb y YouTube. ¿Pero los inferiores están verdaderamente listos para un empleo responsable de las comunidades y de ciertos juegos para videoconsolas multijugador en línea?

El veloz avance de las novedosas tecnologías ha cambiado la manera en que los mucho más jóvenes se relacionan, estudian, y pasan su tiempo de ocio. Internet, las comunidades y los juegos para videoconsolas de multijugador en línea llenan una gran parte de la vida de los pequeños y jovenes, y esto puede parar de ser una fácil actividad de ocio para transformarse en un problema grave de adicción y aislamiento.

Hay que comprender que estas ocupaciones no son malas en sí mismas. El veneno está a la dosis. En el instante en que estar enfrente del pc y usar el móvil inteligente nos aísla, nos hace empeorar nuestro desempeño, nos hace tener ansiedad y es utilizado como vía de escape incontrolable, es en el momento en que es requisito intervenir.

Excesos, abusos y adicciones en pequeños y jovenes

No debemos restar relevancia a la problemática enlazada a los juegos para videoconsolas y las comunidades.

drogas

Sería un grave fallo despreciar el encontronazo de un empleo insano, pero no es idea más clara caer en la exageración o la simplificación. De ahí que resulta conveniente comprender que no todos y cada uno de los excesos y abusos, si bien sean dañinos, tienen que etiquetarse como ‘adicciones’. Nuestra definición de la OMS -por otro lado, cuestionada por no pocos estudiosos- apostilla que el patrón de accionar de un dependiente a los juegos para videoconsolas «es visible en el transcurso de un periodo de por lo menos 12 meses».

Quizás lo mucho más razonable es escapar de los extremos y reforzar en la entendimiento de cada caso específico. La proporción de horas dedicadas a una actividad es un indicio a tener en consideración. Pero lo esencial es ir un tanto mucho más allí. Dedicar un tiempo al empleo de comunidades puede ser problemático para un niño y no para otro. Lo alarmante es que el hábito deteriore la calidad de vida, perjudique el confort e inclusive afecte a las prácticas. En el momento en que esto sucede, nos encontramos frente a un exceso o un abuso que debemos administrar. Para charlar de adicción, algo crónico y enfermizo, convendría tener el diagnóstico de un profesional médico.

Deja un comentario