grupo de ayuda mutua en adiccione para que sirven

Compartimos unos apuntes muy breves que tienen dentro múltiples cuestiones a tener en consideración antes de montar un GAM. No es un archivo que en un inicio tuviese como propósito ser anunciado, pero con el paso del tiempo se convirtió en una aceptable referencia y decidimos subirlo a la página web (en parte por la manifiesta sepa de elementos prácticos en esta línea) .

Precaución: faltan varias cosas y otras están resumidamente esbozadas, si algo de aquí anunciado sirve a alguien fantástico… no existe ninguna ambición de entablar un manual de referencia ni nada que se le parezca.

Los resultados positivos de estos conjuntos

Muchas adversidades como las adicciones o ciertos inconvenientes sentimentales y sicológicos llevan a la segregación. Esto sucede aun en exactamente la misma familia. El inconveniente es tan irreconocible o tan bien difícil de emprender para todos los que cubren a la persona con adversidades, que por último deciden dejarla de lado.

De entrada, los conjuntos de autoayuda dan un ambiente de aceptación y acogida. Sirven como transición entre un estado de distanciamiento y el desarrollo de reintegración. Además, la experiencia de estar con personas con inconvenientes afines puede incidir de forma positiva en la autovaloración. En estos espacios absolutamente nadie es «extraño». Esto hace más fuerte la identidad.

¿Qué es Narcóticos Anónimos?

Narcóticos Anónimos es un conjunto de autoayuda o asistencia recíproca compuesto por personas que tienen una misma experiencia y un mismo inconveniente con el consumo de drogas.

drogas

Así mismo crean una identificación y una compresión universal. Reúne calidades de la terapia grupal, sin tener carácter profesional. Son conjuntos libres, en los que la gente entran y van. Se identifica por no existir confrontación sino más bien ofrecer recomendaciones. No hay presión por comunicar, pero en el momento en que lo realiza es con un prominente nivel de seguridad en el conjunto.

El servicio mutuo que se prestan entre ellos les hace recobrar su dignidad, respeto y autovaloración. Las asambleas no están dirigidas por expertos. No hay líderes, sino más bien servidores de seguridad, que no rigen. Estos servidores son seleccionados por los integrantes de los propios conjuntos. Tienen la creencia de que un poder superior, como cada uno de ellos lo interpreta, es quien les va a devolver el sano juicio preciso para lograr escapar del consumo de drogas.

Encuentros periódicos

A fin de que se logren hacer vínculos y una relación de seguridad entre los competidores, los encuentros tienen que generarse con determinada continuidad, no solo una vez.

Los GAM han de ser conjuntos reducidos, puesto que, en caso contrario, sería considerablemente más bien difícil producir el tiempo de seguridad que se busca.

Deja un comentario