graficas de la adiccion de las nuevas tecnologías

En los últimos tiempos, las novedosas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) fueron tomando importancia en nuestra vida día tras día. Hoy en día, un enorme porcentaje de la gente tiene ingreso a ella y su empleo se ha popularizado.

La meta primordial de las novedosas tecnologías es que nos sea más fácil nuestro día a día, pero la utilización elevado, sin límites y también incontrolado puede ocasionar, en la gente mucho más atacables, un síndrome clínico con peculiaridades afines a las conocidas «adicciones químicas». Esto tiene la posibilidad de tener como resultado que este abuso intervenga en el avance de las obligaciones de la vida día tras día e inclusive comportar inconvenientes físicos, sicológicos y sociales de quienes lo sufren.

Precaución con la ansiedad del sueño

Tecnología aparte, ofuscarse con el sueño puede ocasionar lo que se conoce como “ansiedad del sueño”, una suerte de “efecto choque” ” que impide que nos relajemos y dormimos mejor, en tanto que “no hallar las 8 horas de sueño que señala tu reloj, podría producirte mucho más ansiedad que afectará mucho más a tu sueño”. O sea singularmente arriesgado en pacientes con insomnio crónico, en los que la preocupación excesiva por el sueño causa ansiedad y bajo estado anímico, lo que lleva a mucho más insomnio.

Por consiguiente, si bien estos gadgets son herramientas que bien usadas tienen la posibilidad de contribuir a comprender la relevancia de acostarse y levantarse a horas correctas, según los especialistas, en dependencia de la personalidad de quien las utilice , tienen la posibilidad de promover este control y exigencia excesivas en personas predispuestas, y producir ansiedad. De ahí que, si supones que puedes tener un trastorno del sueño, tienes que asistir al médico a fin de que te derive a una clínica enfocada del sueño donde efectuarte una investigación del sueño o polisomnografía, prueba donde a lo largo de una o 2 noches, distintas equipos miden las etapas y ciclos de sueño y usan toda esta información para evaluarlo y hacer un diagnostico cualquier trastorno. Este análisis detallado y la utilización de la monitorización de las ondas cerebrales es la razón por la cual la polisomnografía es la mejor herramienta para valorar el sueño, puesto que los monitores de sueño de smartwatches y pulseras cuantificadoras no tienen la posibilidad de investigar nuestra actividad cerebral por detectar apropiadamente nuestro estado de ensueño-víspera.

De qué forma realizar en frente de la adicción de los jovenes a las TIC

Ciertas medidas que los progenitores tienen la posibilidad de adoptar para eludir casos de adicción por la parte de los hijos son los próximos:

  • Educar a los jóvenes en valores pedagógicos en lo que se refiere al empleo constructivo de Internet. En este sentido, es esencial hacerles ver la relevancia de resguardar su historia privada eludiendo difundir fotografías personales en las comunidades.
  • Ponga el pc en una región común de la vivienda. Un fallo frecuente por la parte de los progenitores es ponerlo en la habitación de su hijo. De esta manera, es mucho más bien difícil comprender qué hacen sus hijos en Internet.
  • Charlar con el joven sobre la situación que vive con la meta de realizar ver que algo no va bien.
  • Establecer un horario al comienzo a fin de que los hijos logren estudiar a emplear este instrumento de manera mucho más correcta y balanceada. La manera mucho más eficiente de llevarlo a cabo es estimulando a los hijos con otras ocupaciones a fin de que tengan la cabeza pensada en otros intereses.

Ludopatía y phubbing

Pues un móvil inteligente es considerablemente más que un juguete para hacerse selfios —con el que nos vamos a hacer prácticamente 26.000—. Es una puerta abierta completamente para consumir toda clase de material audiovisual. El 18% de los chavales entre 14 y 18 años usa internet de manera apremiante. Mucho más del 20% de los jóvenes españoles están bajo riesgo de padecer dependencia patológica. Es una consecuencia directa: un 1,5% y la sufre, fué clínicamente descubierta, un 21% está bajo riesgo de sufrirla.

Lo que no debemos apuntar únicamente en nuestros inferiores. 1 de cada 3 progenitores asegura abusar de la tecnología, considerándose un mal ejemplo para los hijos, según el estudio ‘El encontronazo de las pantallas en la vida familiar’. Es lo que llamamos phubbing. Los mayores somos el nodo de conexión clave.

Deja un comentario