gobierno de españa adiccion a las redes sociales

Las secuelas de un mal empleo de las comunidades en los jovenes

Testimonio de una madre

C. es una madre de Andalucía que recurrió al programa Emprendimiento Joven de Bononato para el hijo de 13 años. Elige proteger su identidad para no perjudicar a la reputación. Su hijo era dependiente a pantallas, tanto a juegos para videoconsolas como al pc y al móvil inteligente. La madre resalta que se refugiaba en la red por el hecho de que es un chaval con contrariedad para tener relaciones. La situación se realizó molesto en el momento en que C. intervenía y la reacción del menor era beligerante: «Asistíamos un par de veces a la semana a las sesiones. Al comienzo él no deseaba pero por último se sintió a gusto por el hecho de que existían otros chavales como él», enseña C. La terapia duró un año y está desarrollada para progenitores y también hijos. Yo trabajaba mi situación de adulto y de qué manera sostener la tranquilidad. Los ejercicios eran para los dos, nos enseñaron herramientas de confrontación. En vez de mencionarle «¿por qué razón no hiciste el día de hoy la cama» o «no me insultes», debía hacerle una pregunta «¿qué pasó el día de hoy que no hiciste la cama?». o mencionarle que me siento mal pues me ha insultado”. Asimismo es esencial, según lo aprendido C., loar las cosas que su hijo hace bien. En este momento el chaval tiene 15 años, la optimización es visible y cumple con las prácticas establecidas: una hora día tras día de internet en lugar de llevar a cabo los deberes, trabajos del hogar y no reposar con el móvil inteligente en la habitación.

Garcia resalta que hay situaciones extremos que necesitan desde adentro en un centro sanitario, como el de un joven que llevaba un par de años sin salir de casa, que se negaba a ser atendido y que sus horarios de reposar y hábitos de nutrición estaban completamente perturbados. Eduardo Cueto es terapeuta de Emprendimiento Home en La capital española y apunta a que estas ocasiones son inusuales. “Poner la etiqueta de dependiente a un joven es una cuestión muy frágil. Hay que investigar caso por caso”, cuenta Cueto, quien cree que “dependiente es un individuo que no duerme, que no se levanta para comer, que se nutre de más, consume bebidas energéticas, no sale de casa en bastante tiempo y lleva a cabo fotofobia. El resto es un mal empleo de unos instrumentos que se convirtieron en extensiones nuestras”.

Deja un comentario