flores de bach para adiccion al conflicto

Cierre agenda y abro lista de espera.

Con mi pesar y con mi agradecimiento.

El trabajo de investigación sobre la terapia floral

En 1930 el dr. Bach ahora había descubierto 5 antídotos a partir de plantas y los incluye en un informe anunciado en la gaceta Homoeopathic World. Más tarde deja Londres para vivir una vida mucho más intensa y buscar nuevos antídotos en los campos de Gales y también Inglaterra.

Un par de años después, en 1932, regresa a Londres a pasar solicitud a Wimpole Street, pero se marcha al poco tiempo para seguir su búsqueda. Es en esta temporada en el momento en que el dr. Bach añade 8 antídotos a los que ya están, creando de este modo los 12 curadores y publicándolo en un folleto que se titula Free Thyself (Libérate).

Como actúan las Flores de California

De la misma la utilización de las Flores de Bach o Flores de Bush, en el momento en que se está en el desarrollo terapéutico, la utilización de las esencias florales dejan alentar forma sútil una mayor conciencia en sí. Esto posibilita la apertura de la persona y distribución una visión opción alternativa de las conmuevas a trabajar.

Tienen distintas apps, no solo se ingieren de manera oral, sino asimismo se tienen la posibilidad de emplear en cremas, aceites, vaporizadores para tratar temas físicos, mentales y sentimentales.

Anti-dieta, cambio de hábitos y Flores de Bach

Si bien este escrito tiene un enfoque mucho más “anti-dieta” que de “asiste para la dieta”, mientras que vamos aprendiendo a comprender y respetar nuestras conmuevas, ciertas esencias florales que tienen la posibilidad de asistirnos, si decidimos recortar con hábitos dañinos para nuestro bienestar física y/o sensible, a tomar en consideración tienen la posibilidad de ser:

  • HEATHER , si padecemos “ansiedad oral”. Requerimos tener algo en la boca (expresiones, puros, comida, etcétera.). Sensación de insaciabilidad.
  • GENTIAN, “el enorme facilitador” (R. Orozco), asimismo de los regímenes, ¡claro! Si nos desanimamos, frustramos o desalentamos frente a los retrocesos en nuestros proyectos de cambio de hábitos alimentarios, que nos tienen la posibilidad de llevar a dejar el intento.
  • ROCK WATER, si el exceso de rigidez con el que abordamos el tema se transforma en un impedimento mucho más que en una asistencia.
  • CHERRY PLUM, si existe contrariedad en centrar la intención en nuestro propósito y reducir el temor (y la tentación) “a caer” en hábitos alimenticios dañinos (en cantidad o calidad).
  • CRAB APPLE, para asistirnos a ser mucho más afables con nosotros y mucho más objetivos con nuestro físico. En el momento en que estamos «que ese alimento en sí o ese exceso de alimento» nos está «manchando por la parte interior». En el momento en que el deseo de vernos libres de “esos kilogramos de sobra que nos sobran y nos forman parte” toma mayor relevancia de la que tiene.
  • WHITE CHESTNUT, para romper el link del pensamiento obsesivo, para parar de pensar en la dieta, en la comida. En el momento en que la comida es una obsesión.
  • CHESTNUT BUD, para el hábito de caer constantemente en eso que no queremos, para estudiar de nuestra conexión conmuevas-comida y “pegarnos” en el instante en que la comida reemplaza el sostenimiento de la emoción. Para asistirnos a tener conciencia de que «esta» emoción nos impulsa a la comida.
  • CENTAURY, en el momento en que sentimos que la comida “nos puede”, para asistirnos a romper con la dependencia.
  • WALNUT, contribuye a romper con hábitos comprados y que deseamos dejar atrás. En el momento en que las prácticas y asambleas familiares nos desvían de nuestro propósito.
  • AGRIMONY, no solo por ser un enorme ansiolítico del sistema Bach, sino más bien por asistirnos en la conciencia sensible y al sentir que nos tenemos la posibilidad de llevar a cabo cargo de nuestras conmuevas. Si bien no sugiero tomarla mucho más de 4 ocasiones al día, en tanto que una presa recurrente en ciertas personas que acusen a AGRIMONY de manera arraigada en su carácter puede ocasionar un efecto opuesto al comienzo.

Deja un comentario