fases en el tratamiento de las adicciones

La adicción se identifica por la reiteración apremiante de un acto que daña al propio organismo y nuestra psique. Puede ser adicción a una substancia o adicción a un accionar, por poner un ejemplo, la ludopatía o las novedosas tecnologías, si bien esta última todavía no haya sido conocida por los Manuales de Diagnóstico Siquiátrico DSM-V.

La tercera etapa de restauración es la abstinencia prolongada o etapa del muro. Es indudablemente, entre las mucho más temidas por los pacientes en tanto que piensa o lo viven como un retroceso ya que el nivel de energía baja, emotivamente la persona se siente apática, triste y en ciertos casos se expresan estados de anhedonía. Puede llegar a perdurar entre 3 y 4 meses; la persona puede confrontar a cambios prácticamente continuos en su modo de vida, sentimientos de tristeza y íra, soledad, enfrentamientos familiares, su historia sexual puede verse perjudicada, tienen la posibilidad de reaparecer los deseos de consumo…

Todo lo mencionado puede conducir a la persona a opinar que jamás se marcha a recobrar, incrementando de este modo su desesperanza frente a la situación y las posibilidades de recaída que acostumbran a justificar por medio de su estado anímico. Podemos destacar la relevancia que tiene para los familiares el saber de esta etapa y recalcar que todos estos cambios se continuan en la correcta estabilización de la neuroquímica cerebral y que los síntomas van a pasar transcurrido el tiempo.

Fases de régimen

En el régimen de adicciones tenemos la posibilidad de distinguir precisamente 4 fases:

  • Desintoxicación
  • Deshabituación.
  • Rehabilitación
  • Reinserción

¿Cuáles son las etapas de cambio en el régimen de adicciones?

Precontemplación: en esta primera etapa, si bien ahora haya un inconveniente con la utilización o abuso de substancias o formas de proceder apremiantes, no se tiene ninguna conciencia de inconveniente. Hay una negación absoluta de las secuelas desfavorables del accionar.

Contemplación: en la segunda etapa la persona comienza a conocer y tomar en consideración los puntos negativos del accionar adictivo. Aún no lo siente como un inconveniente a mudar, ya que la percepción de experiencia efectiva es aún mayor que la negativa. Podría traducirse como «sí, sé que esto no es bueno, pero ahora lo voy a ir dejando más adelante»

¿Sabéis? Tomar drogas muela, en el momento en que eres joven gozas y de las experiencias que experimentas, de todo cuanto las circunda, el compañero, las fiestas, la sensación de ser diferente y también esencial etcétera….

Pero las drogas a ciertos nos capturan y nos llevan por lo menos a Mordor, donde reina la obscuridad eterna.

En mi caso, sin darme cuenta, me he esnifado media vida y por el sendero he perdido bastante.

Deja un comentario