factores que influyen en el inicio de adicciones

El avance de las adicciones puede ser consecuencia de la interacción complicada de componentes genéticos, influencias ambientales, aspectos de personalidad concretos y desempeño cognitivo. En la actualidad, la interacción entre la genética predisponente y ciertos componentes ambientales forma la hipótesis mucho más admitida en lo que se refiere a la etiología de las adicciones. Entre los componentes medioambientales implicados es el agobio psicosocial pero el aspecto mucho más poderoso es nuestra exposición a la sustancia.

Por una parte, los genes tienen un papel esencial influyendo en la manera en que el organismo responde a las adicciones, lo sensible que es a sus efectos, y la posibilidad de tener inconvenientes con la sustancia o el accionar. Por otra parte, el ambiente o el ámbito interactuará con la predisposición genética de manera que la educación, la civilización y las vivencias traumáticas en las primeras fases de la vida, como las distintas maneras de abuso (físico, psíquico, sexual, sobreprotección o afección inadecuada), aumentarán las opciones de transformarse en ligado.

Causantes de peligro personales:

  • Disponibilidad de dinero sin control.
  • Contrariedad para expresar sentimientos y conducir las conmuevas.
  • Baja percepción de peligro sobre las substancias (opiniones de que el consumo no crea daños).
  • Sepa de figuras de autoridad implicadas en el avance.
  • Integrantes de la familia usuarios.
  • Comunicación clausurada, irrespetuosa o ausente.
  • Límites recios o sepa de estos.

Un enfoque de salud pública y derechos humanos

Hasta recientemente, las políticas públicas destinaban pocos elementos para atender a la gente con esta patología, centrando los sacrificios en la reducción de la oferta y el tráfico de drogas.

Por esta razón, en la Sesión Particular de la Reunión General de la Organización de las ONU (UNGASS 2016) se afianzó la necesidad de integrar el enfoque de salud pública y derechos humanos en las políticas de drogas. El archivo final, aprobado unánimemente por los Estados Integrantes, reconoció que “la adicción a las drogas es un trastorno de salud multifactorial complejo y caracterizado por una naturaleza crónica y recurrente, que es prevenible y tratable, y no el resultado de un fracaso ética o un accionar criminal”.

Causantes externos que podrían disparar el consumo

Por otro lado, los componentes externos hacen referencia al castigo en la vivienda, el momento de libertad, horarios irregulares, los viajes, la predominación popular, el círculo popular (amigos o familiares que practican la conducta adictiva o consumen substancias psicoactivas), enfrentamientos en la vivienda, la presión familiar y popular, falta de supervisión por la parte de los progenitores o acudiendo al hecho de que la mayor parte de los jóvenes van a vacaciones y no posee personas que lo cuidan, especialidad inconsistente, simple ingreso al recurso económico, etcétera.

  • el acompañamiento popular y familiar a lo largo del desarrollo de abstinencia
  • la monitorización parental
  • saber límites
  • un incremento en el tiempo de interacción con las redes de acompañamiento (familiar, popular, laboral, educativo)

  • espacio de ocio y recreación

Deja un comentario