factores que determinan que estamos ante una adiccion

Componentes que influyen en el avance de una conducta adictiva

Está claro que la mayor parte de la gente que se sienten atraídas de una manera aproximadamente esencial por un elemento o una conducta no desarrollarán una adicción . Para la mayor parte de la gente es viable poner freno a una conducta que empieza a ganar lote en su historia, colisionando con otros intereses esenciales para ella.

¿De qué manera se lleva a cabo una adicción?

Indudablemente, el paso de una conducta ocasional a una dependencia como la que terminamos de detallar, por un tiempo no se genera en un momento. La verdad es que es un desarrollo complejo que pasa por distintos fases: una anterior o de predisposición, otra de conocimiento, otra de experimentación y también comienzo del consumo, otra de consolidación, otra de abandono o cuidado y una última viable etapa de recaída . La etapa de predisposición es un grupo de causantes de peligro y protección.

Son biológicos, sicológicos y socioculturales y tienen la posibilidad de subir o achicar la posibilidad de que una cierta conducta concluya siendo adictiva para esa persona. En la etapa de conocimiento lo que se genera es el comprensión de lo que es y los efectos de realizarlo propiamente estos. Esto está unido a la disponibilidad de poder llevarlo a cabo o consumir la sustancia en nuestro ambiente. Por consiguiente, después se puede ocasionar la experimentación. Esto es, empieza el consumo.

Ámbito: la familia.

Si la adicción aparece de la interacción entre herencia y ámbito, la familia participa tanto en la transmisión de estos genes como en la aportación del primer conjunto popular al que nos encontramos expuestos. Esta es la razón por la cual se ha investigado el papel de la familia en la génesis, avance y régimen del alcoholismo.

Sin infravalorar la predominación del resto del ambiente, la relación que existe entre la familia y las adicciones es indiscutible. Esta predominación debe contemplarse desde distintas vertientes distintas: la presencia de inconvenientes que afectan al tiempo familiar y que interactúan con distintas cambiantes particulares de los hijos forman uno de los más importantes componentes de peligro en jovenes y mayores. Medrar en una familia con inconvenientes predispone al sujeto a detallar relaciones no sanas con su ambiente futuro, lo que asimismo almacena relación con las adicciones. También, la adicción en algún integrante de la familia tiene secuelas muy negativas para el ambiente familiar incrementando la oportunidad de una dependencia futura en los hijos.

El sendero hacia la dependencia

Nuestro juego ficcional exhibe 2 caminos de vida, uno marcado por componentes de peligro y otro por componentes protectores. La vida avanza y la gente están caminadas por uno u otro sendero, o, según el instante, cruzando por los dos. Cuanto mucho más tiempo la persona haya transitado el primer sendero, mayor posibilidad va a deber consumir y caer en una adicción.

Hay causantes de peligro sicológicos como agobio, ansiedad, depresión, aspectos de personalidad como alta impulsividad, entre otros muchos problemas médicos mental. Asimismo influyen causantes de peligro contextuales, introduciendo inconvenientes familiares o de relaciones entre personas y exposición a la pobreza y crueldad. Los dos ejercitan un peso esencial sobre el sendero de un sujeto que empieza a usar substancias. Por su lado, los componentes genéticos asimismo influyen sobre el sendero del empleo de substancias hasta la adicción. Algunas peculiaridades del cerebro tienen la posibilidad de lograr que alguien sea mucho más vulnerable a las substancias adictivas que a la persona media.

Continuidad de consumo

Toda vez que consumimos una substancia nos encontramos comprando una participación en el sorteo para hacernos adeptos. Ya que la posibilidad de adicción no tiende a ser alta (salvo para ciertas substancias en especial peligrosas, observaremos cuáles son mucho más adelante), es requisito evaluar “suerte” múltiples ocasiones hasta el momento en que uno se transforma en dependiente. En el momento en que nos hicimos adeptos, ahora es imposible regresar atrás. Por consiguiente, cuanto mucho más ocasiones consumamos una substancia, mucho más posibilidades vamos a tener de hacernos adeptos.

Cada individuo es diferente en frente de las adicciones. Hay gente que precisa fumar 500 cigarros antes de hacerse dependiente al tabaco y otra gente que en el momento en que se han fumado solo 25 ahora se convirtieron en fumadores obstinados. Se conoce que esto se origina por diferencias genéticas heredables. Muchas veces los familiares de personas con adicción asimismo tienen un peligro incrementado de ser adeptos. Otros causantes que tienen la posibilidad de realizar la gente mucho más atacables a la adicción son ciertas anomalías de la salud como la depresión o el trastorno bipolar. Asimismo tomar ciertos medicamentos, así como la medicación para la patología de Parkinson, puede hacer más simple la aparición de adicciones.

Deja un comentario