factores de riesgo para caer en una adiccion

Componentes que influyen en el avance de una conducta adictiva

Resulta obvio que la mayor parte de la gente que se sienten atraídas de una manera aproximadamente esencial por un elemento o una conducta no desarrollarán una adicción . Para la mayor parte de la gente es viable poner freno a una conducta que empieza a ganar lote en su historia, colisionando con otros intereses esenciales para ella.

Aferramiento

Predisposición innata que torna posible que el bebé se vincule con la madre (o con otra persona que lo protege) con el propósito de proveer cercanía, protección y seguridad por la parte del cuidador, y por consiguiente, garantizar la supervivencia del niño y al tiempo aceptar la exploración de lo irreconocible.

Esta relación deja el avance del psiquismo y la estructuración mental del niño desde la seguridad que le da la interrelación con el cuidador. Se demostró que el apego pertenece a los modelos cognitivo-cariñosos que edifica la persona, en los que se tienen dentro sus esperanzas de todo el mundo, del resto y de sí. Tiene una gran predominación sobre el accionar, desempeño interpersonal posterior y en el avance de la regulación cariñosa, lo que determinará la calidad y el género de links cariñosos que establecerá el niño en la adultez.

El sendero hacia la dependencia

Nuestro juego ficcional exhibe 2 caminos de vida, uno marcado por componentes de peligro y otro por causantes protectores.

droga

La vida avanza y la gente están caminadas por uno u otro sendero, o, según el instante, cruzando por los dos. Cuanto mucho más tiempo la persona haya transitado el primer sendero, mayor posibilidad va a deber consumir y caer en una adicción.

Hay causantes de peligro sicológicos como agobio, ansiedad, depresión, aspectos de personalidad como alta impulsividad, entre otros muchos problemas médicos mental. Asimismo influyen causantes de peligro contextuales, introduciendo inconvenientes familiares o de relaciones entre personas y exposición a la pobreza y crueldad. Los dos ejercitan un peso esencial sobre el sendero de un sujeto que empieza a usar substancias. Por su lado, los componentes genéticos asimismo influyen sobre el sendero del empleo de substancias hasta la adicción. Algunas especificaciones del cerebro tienen la posibilidad de lograr que alguien sea mucho más vulnerable a las substancias adictivas que a la persona media.

Deja un comentario