factores de riesgo para caer en adicciones

Las causas de las adicciones, el alcoholismo o los trastornos de la salud psicológica como la anorexia, la bulimia o la ludopatía son distintas y dependen de múltiples componentes.

Con regularidad hablamos de una combinación de componentes biológicos, sociales, familiares, sicológicos, tal como la etapa de la vida que atraviesa la persona, lo que influye de manera esencial al desarrollar una adicción.

Causas de la adicción a las drogas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una adicción es una patología física y sicológica que crea una dependencia hacia una substancia, actividad o relación.

Centrándonos en el abuso de substancias, un individuo se torna adepta en el momento en que los efectos gratificantes de la sustancia suponen un atractivo para proseguir con el consumo, pese a las horribles secuelas negativas que piensa para la salud.

Peque

Predisposición innata que vuelve posible que el bebé se vincule con la madre (o con otra persona que lo protege) con la meta de proveer cercanía, protección y seguridad por la parte del cuidador, y por consiguiente, garantizar la supervivencia del niño y al tiempo aceptar la exploración de lo irreconocible.

Esta relación deja el avance del psiquismo y la estructuración mental del niño desde la seguridad que le da la interrelación con el cuidador.

droga

Se demostró que el apego pertenece a los modelos cognitivo-cariñosos que crea la persona, en los que se tienen dentro sus esperanzas de todo el mundo, del resto y de sí. Tiene una gran predominación sobre el accionar, desempeño interpersonal posterior y en el avance de la regulación cariñosa, lo que determinará la calidad y el género de links cariñosos que establecerá el niño en la adultez.

El lado humano

Varias indagaciones efectuadas a lo largo de las últimas 2 décadas han intentado saber de qué manera empieza el abuso de drogas y de qué manera avanza, probando la dificultad de este inconveniente y de la cantidad considerable de causantes protectores y de peligro comprometidos.

No obstante, una gran parte de la sociedad no entiende esta patología y considera que padecer una adicción a las drogas es consecuencia de un consumo voluntario, reiterado y sin freno ─“consumo pues desean”, “no meritan asistencia ” , entre otros muchos. Esta percepción repercute sobre las víctimas y sus familias en puntos como confrontar a adversidades para entrar a servicios de salud e inclusive su reinserción popular.

Deja un comentario