estudis acer a del uso de las tecnologia adiccion

En los últimos tiempos la utilización y abuso de las novedosas tecnologías y comunidades, internet, telefonía móvil inteligente, juegos para videoconsolas y televisión se han instalado de manera rápida en nuestras vidas. Según datos del Centro Nacional de Estadística (2013), el 91,8% de los pequeños entre diez y 15 años son individuos comunes de la red.

Las novedosas tecnologías tienen la posibilidad de tener un enorme potencial educativo y comunicativo pero su empleo inapropiado o abusivo puede comportar esenciales secuelas negativas para jóvenes y mayores.

Sugerencias básicas para un óptimo empleo de las TIC:

  1. Debemos tener en consideración la edad del niño:

pequeños de 0 a 0 se desaconseja la utilización de las novedosas tecnologías (móviles inteligentes, tablet, televisión, juegos para videoconsolas.). En esa edad el avance del cerebro es vertiginoso y está muy preciso por la estimulación externa que llega al niño/a. Tan nocivo es una estimulación excesiva como una deficitaria. Se demostró que exponerlos a estímulos tan veloces y tan poderosos como las novedosas tecnologías está asociado con déficit de atención, retrasos cognitivos, inconvenientes de estudio, impulsividad y disminución de la aptitud de autorregularse. Ver

¿De qué manera se genera la adicción a la tecnología?

Según los especialistas, Internet de la misma las apuestas en juegos de azar fortalecen la gratificación instantánea. Las distintas apps, así sea andar en Internet, conocer chatrooms, message boards, conocer las comunidades como Fb, los juegos para videoconsolas o mandar mails y sms fortalecen construcciones impredecibles y cambiantes del exitación. De ahí que, su aptitud adictiva.

Exactamente la misma en otro género de adicciones la utilización de las tecnologías activan áreas del cerebro socias con el exitación, conocidas como “centros de recompensa”, en el cerebro se activan los neurotransmisores, como la dopamina; transcurrido el tiempo, los receptores cerebrales se tienen la posibilidad de perjudicar, lo que genera una mayor necesidad de estimulación para recibir el exitación, tenemos la posibilidad de decir que entonces la adicción real está en las substancias liberadas por el cerebro.

Estudios comparativos

Egger y Rauterberg (1996) contestaron el estudio efectuado por Young y consiguieron conclusiones afines. Otro trabajo que procuró elaborar los criterios para lograr hacer un diagnostico Adicción a Internet, fue creado por Pratarelli, Browne y Johnson (1999). Esa incomodidad fué apoyada por otros teóricos. Quienes afirman que la problemática del empleo de internet está relacionada con las especificaciones del trastorno de control de impulsos del DSM-IV (Shapira et al., 2003; Treuer, Fabián & Fürendi, 2001).

Otros indicadores para detectar la presencia de adicción a Internet son los estudios de caso y los reportes de régimen que se usan en pacientes con AI bajo el enfoque terapéutico cognitivo-conductual (caos de adicción a Internet, DÍA) .

¿Es adicción?

Los especialistas no se ponen en concordancia sobre si la adicción a Internet es un nuevo trastorno o la manifestación de uno ahora que existe, ni sobre de qué forma explicarlo.

Si bien no está en el manual de diagnósticos de trastornos mentales, popular en inglés como “Diagnostico and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-V), la Asociación de Psiquiatría de EE.UU. estudia integrar el trastorno relacionado a las apuestas en la red, que perjudica mucho más a los hombres jóvenes y mayores, hasta el punto de que padecen agotamiento y pérdida de relaciones.

Deja un comentario