estudio de la adiccion a drogas y la dopamina

Una muchacha de 15 años cruza a toda agilidad con su skate una glorieta entre los turismos sin medir el riesgo que corre…

Coco ha asistido a múltiples talleres de educación afectivosexual, pero “pasa” de emplear preservativos… 

¿Se transforma en dependiente todo el que que prueba una sustancia o substancia?

Para contestar a esta pregunta, quizá sea mejor ofrecer un caso de muestra de la vida diaria. Como se ha citado en entradas precedentes, un individuo puede ser adepta a substancias de consumo períodico como el azúcar o el alcohol.

No obstante, esto no supone que si cualquier día tomamos un vaso de vino o ingerimos un chocolate nos convertiremos en adeptos. Para desarrollar una adicción es requisito que la persona tenga una conducta de consumo repetitiva y prolongada en el tiempo.

Cambios neuroquímicos y funcionales en el cerebro

Asimismo se han visto cambios neuroquímicos y funcionales en el cerebro de los adeptos merced a estudios de neuroimagen.

En el momento en que la persona está bajo los efectos de las drogas o al craving (fuerte deseo de regresar a consumirla) se activa mecanismos cerebrales complejos. Estos implican las vías de recompensa (núcleo de accumbens), circuitos socios con la motivación (corteza orbitofrontal), memoria (amígdala y también hipocampo) y control cognitivo (giro cingulado y corteza prefrontal).

Dopamina versus fuerza de intención

Entre los puntos mucho más esenciales de la función de la dopamina es la educación. Los estudiosos piensan que las neuronas dopaminérgicas cambian su actividad en el momento en que las esperanzas sobre la recompensa no encajan con la verdad, lo que señala un fallo de predicción de recompensa que impulsa la educación. Por poner un ejemplo, las neuronas dopaminérgicas se activan a través de recompensas imprevisibles, pero se eliminan en el momento en que las recompensas aguardadas no se materializan.

Los acontecimientos seguidos de incrementos en la activación de dopamina se asocian con la recompensa, y los que prosiguen las disminuciones están vinculados con la decepción. Si el ambiente no cambia, todo cuanto nuestros cerebros tienen que realizar para conseguir una recompensa es formar parte en acciones que activen las neuronas dopaminérgicas y eludir las que las eliminan.

Referencias

Alejandra Y también. Ruiz Contreras, MM (12 de 2010). Brain, drugs and gens. Logrado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252010000600008

Economics, N. M. (s.f.). Informe 2020 Alcohol, tabaco y otras drogas ilegales en España. Logrado de https://www.newmedicaleconomics.es/en-portada/informe-2020-alcohol-tabaco-y-otras-drogas-ilegales-en-espana/

Deja un comentario