escuela de prevención y recuperación de adicciones en córdoba argentina

“La mayoría de los Rectores de las Universidades de Córdoba visitamos un centro de rehabilitación de adicciones llamado “Fazenda” situado cerca de la Cruz del Eje. Lo hicimos convidados por Cáritas con ocasión del mes de la Solidaridad, nos acompañaron el presente y el previo Directivo de Cáritas Córdoba. Asimismo estuvo con nosotros el P. Mariano Oberlin, quien está puesto en compromiso con la prevención de las adicciones y la restauración de adeptos. Se trató de un hecho simple: la visitamos caminando varios de los espacios mucho más significativos como el parque o capilla al aire libre; nos repartimos en tres de las cinco viviendas que alojan a los 80 jóvenes en el desayuno y, tras otra transitada, terminamos con un diálogo con todo el conjunto. La “Fazenda” recibe adeptos de diverso origen, más allá de que la mayoría busca salir de la sustancia, asimismo hay que pelean contra el alcohol o el juego. El encierro en la adicción es como ingresar en una noche, en una falta de luz de la que es imposible salir. Es algo que condiciona la mirada, la convivencia con la gente y todo movimiento, como la obscuridad. Quien escoge proceder a vivir a la Fazenda para curarse hace un deber por un año. El 80% de quienes terminan el año no regresa a caer. De cada diez que ingresan cerca de 4 completan el año. Si se tiene presente el ambiente de lo que vienen y la dimensión del esfuerzo a efectuar, el resultado es mucho más que alentador. Oímos testimonios de vida muy impresionantes. Jóvenes de variadas edades disponiéndose a vivir con sentido; con deseos de ser positivos para la sociedad; sintiéndose en paz por haberse perdonado a sí mismos y desde allí a el resto; capaces de hallar que se puede producir una fraternidad cuyo propósito sea medrar sin controlar o eliminar a absolutamente nadie. ¿Qué afirmamos los Rectores? Entre otras muchas cosas: agradecemos los testimonios y la seguridad; nos llega bien los pedidos de asistencia para producir ocasiones de capacitación y de trabajo al finalizar la experiencia; transmitimos que alentaremos a los futuros expertos a que no se hagan mercaderes ni cómplices de quienes lucran enfermando a el resto. Mundos. Aurelio Kühn, OFM, quien vive en esta Fazenda, terminó señalando que la visita fue Providencial. Hace cierto tiempo que deseaba arrimarse a las universidades y no sabía bien de qué forma llevarlo a cabo. Lo logró de la mejor forma, con su Red social impactando a los Rectores. El drama de las adicciones prosigue como una obscuridad, en ocasiones oculta o negada por muchas causas y también intereses, pero es viable prender una luz y proseguirla, es viable tener promesa. Los Rectores agradecimos a quienes con su pelea robustecieron nuestra promesa y deber.” Facienda Nuestra Señora de Luján. Paraje Les Canteras. Deán Funes.

Deja un comentario