escala de adicción a la alimentación de yale

(CNN) — La pizza, las papas fritas y el helado podrían ser la clase de alimentos que a varios nos chifla comer tras una noche de copas. Pero una investigación efectuada meses atrás señala que podríamos tener resacas ocasionadas por estos alimentos e inclusive que podría haber rastros de una adicción.

Los estudiosos se han preguntado desde hace algo más de un siglo si nos hemos vuelto adeptos a la comida. Hubo reportes de personas que pierden el control sobre la proporción de alimentos que consumen y que padecen la abstinencia en el momento en que los dejan de corte, como sucede con las adicciones a las drogas o al alcohol. En estos instantes, varios especialistas coinciden en que la adicción a la comida puede ser un auténtico inconveniente, cuando menos en la situacion de determinados alimentos.

Adicción a la comida ahora los primordiales alimentos que la causan

Hay múltiples alimentos, en especial los que poseen bastante azúcar y los alimentos procesados, que tienen efectos afines en nuestro entendimiento al de las drogas .

Bastante gente opínan no tener ningún género de inconveniente con la nutrición, hasta el momento en que se les priva de un alimento específicamente y esto resulta en una reacción beligerante o inopinada. El hecho de tomar este alimento específicamente puede haberse creado como un mecanismo de supervivencia frente al agobio, la ansiedad o el mal…

Efectos de la cocaína sobre el sistema cardiovascular

La cocaína es una sustancia incitante y con enorme potencial adictivo, procedente de las hojas de la planta Erythroxilon coca, nativa de América del Sur.

El consumo frecuenta efectuarse a través de la vía oral o nasal, si bien varias personas la consumen por vía intravenosa o pulmonar.

El misterio de los alimentos que crean adicción

De la misma con el resto de adicciones, como el alcohol, el tabaco o los estupefacientes (cocaína y cannabis, por poner ciertos ejemplos) ) , se cree que un individuo es adepta en el momento en que el consumo hace perder el control. Un dependiente a la comida se obsesiona por consumir un preciso alimento, hasta el punto de entorpecer en su historia diaria. De esta manera que pasa con otro género de adicciones, asimismo existe el síndrome de abstinencia, y no tener al alcance la substancia objeto de la adicción crea malestar y mal en la persona que de alguna forma la demanda .

Como ahora hemos citado antes, hay una zona cerebral llamada núcleo accumbens que es la responsable de regular la recompensa y que, además de esto, es la responsable del refuerzo de los hábitos aprendidos. Su función se activa a través de un neurotransmisor, la dopamina, que se aumenta conforme experimentamos cosas que nos generan exitación y confort como el ejercicio, la música y, habitualmente, asimismo la comida.

Deja un comentario